| 11 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La nueva figura de Tamara Falcó
La nueva figura de Tamara Falcó

Carmen Lomana se mofa cruelmente de los problemas con la báscula de Tamara Falcó

Famosas en el mundo del colorín, pero sus rencillas no tanto. Tamara ha reconocido el problema de tiroides que padece y luce unos kilos de más, Lomana no duda en darle la puntilla.

| ESdiario Chismógrafo

Las últimas palabras de Carmen Lomana sobre Tamara Falcó han sido de todo, menos agradables. Incluso hay algunos que las tachan de hirientes y de faltas de sensibilidad. Unas diferencias que nadie se explica de dónde pueden venir.

Tamara reaparecía en escena en una presentación y, sin ninguna vergüenza, aseguraba que no sólo era un cuerpo. Una explicación, de lo más segura de sí misma, para dar forma a su problema de tiroides. Ese con el que lleva meses luchando y por el que ha perdido la figura que es propia del clan Preysler.

De hecho, Falcó ha sabido rentabilizar su nuevo físico. No sólo ha posado para una conocida marca, sino que también le ha servido para conceder una exclusiva hablando del problema de salud que está afrontando y para, además, pasear los modelos que ella misma diseña.

Una nueva aventura en la que ha embarcado a su hermana Ana, que ya ha lucido alguno de sus diseños, y a su madre; ya que la propia Tamara ha confirmado que será le encargada del vestido de novia de Isabel Preysler el día que se de el “Sí, quiero” a Mario Vargas Llosa.

Pero, sin embargo, ese modelito rosa ha sido muy criticado por Carmen Lomana, que lo ha tachado hasta de feo. Espera que el trabajo que haga con el traje de la Preysler sea mucho mejor.

Crítica que no es nada comparado con el hiriente comentario que la Lomana no ha dudado en hacer sobre la nueva figura de Tamara Falcó. Más allá de afirmar que su tendencia a engordar le viene a Tamara de familia, Carmen ha asegurado que, quizás, la hija de Isabel le ha dado mucho a la tarta de chocolate y que “al final estar un poco gordita es estar acogedora. Además eso es salud, alegría y a veces es lo que se dice en los pueblos, no hay mejor espejo que la carne sobre el hueso.”