| 22 de Enero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Mayte Ametlla.
Mayte Ametlla.

Tras Kiko Hernández, Mayte Ametlla va a por Lydia Lozano y la acorrala

En el universo Sálvame cada uno se busca el sitio y las habichuelas como buenamente puede y ella ha encontrado un "rol" en el que parece sentirse cómoda: azote de sus compañeros de curro.

| Maribel Fernández Chismógrafo

Parece que poco a poco está encontrando su sitio en Sálvame como el azote de sus colaboradores... No en vano tras su conflicto con Kiko Hernández, este martes Mayte Ametlla se enfrentó a Lydia Lozano. 

 

Todo porque, según Kiko Matamoros, a Lozano no le hizo gracia que Ametlla se estrenara en el Deluxe, algo que la propia Mayte ya sospechaba.

"Lydia estaba que echaba las muelas", dejó caer Matamoros y Mayte fue más allá asegurando que aunque todo el mundo fue muy cariñoso con ella, a Lozano la notó "distante" y "rarita". Según una lo primero que le dijo es "¿a quién vienes a hacer daño?", según la otra, lo primero que dijo fue "bienvenida".

La veterana colaboradora de Sálvame no daba crédito a las acusaciones: "Me doy cuenta de que eres chunga, eres muy chunga. No tenemos nada más que hablar. Estás mintiendo".

Lydia Lozano, acusada de mover sillas para estar en el Deluxe

Sin embargo, Ametlla insistió en que, durante todo el programa, Lozano estuvo "a su bola": "Yo estuve en la entrevista de Pinocho y en la de Lucía y tú solo en la de Lucía, a lo mejor te generó cierta rabia", dejó caer abriendo la caja de los truenos.

Y es que todo derivó en otro conflicto, con Kiko Matamoros, que la acusó de haber luchado por estar en algunos Deluxe en los que no había sido convocada: "Tú te has peleado por las posiciones en las sillas, por no estar en las entrevistas…", llamando incluso a la dirección asegurando que controlaba un tema o un personaje para conseguir una silla que otro compañero ya tenía asignada.