08 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Boris Izaguirre.

Izaguirre aparta su imagen idílica y amable y ofrece su peor cara con la prensa

Aunque periodistas y espectadores están acostumbrados a ver siempre la cara más simpática y educada del televisivo presentador y colaborador parece que tiene otra algo más oculta y visceral.

| Redacción Chismógrafo

Boris Izaguirre es uno de los personajes más populares y queridos de nuestro país y, además, posee un selecto grupo de amigos íntimos entre los que destacan nombres que han acaparado tantos titulares en los últimos tiempos como Rocío Carrasco, Fidel Albiac y Miguel Bosé.

Además, compañero de Antonio David Flores en Crónicas marcianas, es impensable que los reporteros del corazón se lo encuentren y no le pregunten por la desgarradora serie y entrevista en directo con la hija de Rocío Jurado. Igualmente extraño sería no preguntarle por la controvertida entrevista que Miguel Bosé concedió a Jordi Évole en La Sexta.

A pesar de su imagen de ser una de las celebritys más amables, cercanas y educadas con la prensa, esta vez Boris dejó ver su peor cara a su llegada a Barcelona para celebrar el Día del Libro con motivo de San Jordi.

Muy serio, y preguntando a la reportera molesto si tenía "licencia de periodista", el showman venezolano no solo evitó pronunciarse sobre las polémicas declaraciones negacionistas de Miguel Bosé con un tajante "no pienso responder a nada y le agradecería que no me siguiera porque no tengo ninguna opinión" sino que se mostró de lo más arisco y desagradable con la prensa.

Misma respuesta eligió cuando le preguntaron por Rocío Carrasco y por Antonio David Flores, zanjando el tema tan cortante como claro: "No tengo ninguna opinión de ninguna de las preguntas que me quiera hacer".

Sin duda, una reacción totalmente inesperada en Boris, que siempre ha destacado por su exquisita educación y que, en esta ocasión sorprendió por lo contrario.