| 28 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El conductor de autobús implicado en el accidente de Álex Casademunt rompe su silencio.
El conductor de autobús implicado en el accidente de Álex Casademunt rompe su silencio.

El conductor del autobús implicado en la muerte de Álex Casademunt habla

Mucho se ha especulado sobre lo que pudo pasar aquella noche y aún no se conoce la realidad. Hay una persona que lleva un año guardando silencio sobre lo que ocurrió y que sigue de baja.

| Kike Calleja Chismógrafo

 

 

El pasado 2 de marzo se cumplió un año del fallecimiento de Álex Casademunt a los 39 años. Su desaparación ha dejado una estela de dolor en su familia. Hace unos días, Rosa, madre del artista, aseguraba: "Estoy aprendiendo a vivir sin Álex y aunque lo vas a asimilando y comprendiendo, eso no quita que sea muy duro. El pensar que no lo vas a volver a vermás, que tienes que vivir, sí o sí. Y es que también te debes a otras personas, como a mis otros hijos, a mi nietas y es durillo. Hay momentos que parece que lo veo, hablo con él todos los días y le digo cosas".

El fatal accidente ocurrío pasadas las 21:40 horas de hace un año. Álex Casademunt salía del club de motos Los Metrauners donde tenía varios amigos. El cantante se dirigía a Argentona a casa de su madre situada a 13 kilómemtros de distancia donde ocurrió al accidente.

 Sin embargo, tras recorrer solo 750 metros, el coche del artista colisionó contra un autobús de la línea 5 de Mataró que iba sin pasajeros ya que se dirigía a las cocheras tras terminar su turno. Según el Ayuntamiento de dicha localidad, el lugar del siniestro no es ningún punto negro ya que la velocidad permitida en ese tramo es de 50km/hora.

El conductor del autobús implicado en el accidente no sabía que era Álex Casademunt

Mucho se ha especulado sobre lo que pudo pasar aquella noche y aún no se conoce la realidad. Hay una persona que lleva un año guardando silencio sobre lo que ocurrió y que sigue de baja después del accidente. Se trata del conductor del autobús, quien ha decidido contar su relato, por primera vez: "Estoy cabreado y desilusionado de todo. Yo iba por el puente de la autopista de aquí de Mataró donde pasó el accidente. El autobús cuesta arriba no corre, porque salía de una rotonda. Primero, pasó un todorreno negro, que casi se metió en en mi carril de lo rápido que iba. Un segundo o dos después vino el otro coche detrás. ¿Que venían picados? Sí. De repente vi una bola roja venir hacía mí. No me dio tiempo nada más que agarrarme al volante y sentí el porrazo. Se me cayó toda la ventana de mi lado y me agujereó la parte izquierda del autobús. Veía hasta el alquitrán. Se me cayó todo lo que es la guantera encima de mí y que me quedé atrapado dentro del autobús. Me tuvo que sacar la policía hasta que vinieron los bomberos. Aquello fue un caos. Después ya me vi dentro de la ambulancia camino del hospital".

Pero, ¿cómo se enteró de que el conductor del vehículo contrario era Álex Casademunt? "Me lo dijeron ya casi cuando me iban a dar el alta. Nadie me quería hablar del tema. Yo estaba como atontado. Escuchaba mucha gente a mi alrededor pero no los veía. Es una persona que ha fallecido y me da igual quien sea. Al ser quién era pues ya como que luego te echan a ti la culpa. Que me digan que yo iba corriendo, que yo iba a más velocidad de la cuenta, que es que el autobús invadió el otro carril, o sea que la gente hable sin saber, eso me fastidia", afirma el conductor del atubús.

Muy dolido por la familia de Álex Casademunt, el conductor se viene abajo

¿Ha podido hablar con la familia del cantante, después de todo este tiempo? "No. Me duele por su familia, me duele un montón, por su hija me duele un montón porque a ver… todos somos padres. Yo tengo dos hijos. Quiero que se sepa la verdad. Yo iba bien. Me fastidia que esta persona se ha ido, porque yo no estoy bien. Yo intento seguir adelante. Soy una persona que me he reído siempre de la vida, un tío alegre y lo sigo haciendo pero hay momentos que me vengo abajo (llora) ¿Y qué puedo hacer?", se lamenta el conductor del autobús.