| 14 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Edurne y David y su pequeña, al salir del hospital
Edurne y David y su pequeña, al salir del hospital

Edurne y David de Gea consiguen ofrecer al fin su posado más soñado

Los felices padres se fotografiaron a la salida del hospital por primera vez con la pequeña Yanay, nacida el 4 de marzo, y ya se encuentran en casa para iniciar su nueva vida familiar.

| Redacción Chismógrafo

Tres días después de convertirse en papás por primera vez, Edurne y David de Gea han abandonado el hospital Ruber Int

 

ernacional de Madrid con su pequeña en brazos y exultantes de felicidad. Su sueño de tener a la pequeña Yanay en brazos se ha cumplido y partir de ahora podrán disfrutar juntos en casa, donde a lo largo de este tiempo han estado preparando todo con mimo y detalle para la llegada de su niña, a la que no han parado de dedicar gestos de cariño a las puertas del centro sanitario.

Quitándose por unos segundos las mascarillas, pues había distancia suficiente con los medios y sin dejar de mirar a su bebé, a la que han besado tiernamente, Edurne y David dieron las gracias por las felicitaciones que están recibiendo.

 

Con Yanay descansando plácidamente en los brazos de su mamá y resguardada de las bajas temperaturas de estos últimos días de invierno en una mantita blanca, los tres marcharon a casa, donde poco a poco la recién llegada será presentada al resto de la familia. Eso sí, algunos allegados como los abuelos maternos, Yolanda y Tomás, ya han acudido estos días al hospital para conocer a su nieta.

La que fuera concursante de Operación Triunfo en 2005 y el portero del Manchester United (anunciaron que iban a ser papás el pasado mes de noviembre. Desde entonces ella ha ido mostrando alguna imagen de lo rápido que iba creciendo la barriguita, de cómo se estaba cuidando y de lo activa que se ha mantenido laboralmente hasta el último momento.

También ha expresado los sentimientos y emociones que le invadían en la recta final, en la que se mostraba expectante por ver cuanto antes la carita de su bebé aunque también tranquila porque todo estaba avanzando según lo previsto.

Eso sí, lo que no ha desvelado hasta que ha tenido a su niña en brazos es el exótico y original nombre que han elegido para la pequeña: Yanay es de origen quechua y significa "mi amada".