| 15 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Isabel Rábago no tiene miedo a decir lo que piensa ni al qué dirán.
Isabel Rábago no tiene miedo a decir lo que piensa ni al qué dirán.

Isabel Rábago da vidilla a la mesa del Fresh con una irreverencia sobre Trump

Si algo caracteriza a la colaboradora de ESdiario es su libertad de pensamiento, independientemente de que sea políticamente correcto lo que diga. Y no está dispuesta a morderse la lengua.

| Candela Alba Chismógrafo

A pocas horas de que Estados Unidos anuncie su nuevo presidente el Fresh de Ya es Mediodía de este martes se disponía a analizar quién es y cómo se ha comportado durante su mandato la primera dama Melania Trump,

Fue entonces cuando, entre bromas y veras, Miguel Ángel Nicolás soltó la bomba en la mesa de Sonsoles Ónega: “Me ha dejado muerto, la Rábago (Isabel) me ha dicho que quiere que gane Trump”.

Afirmación que dio vidilla a la tertulia y que la colaboradora de ESdiario, siempre sin pelos en la lengua, quiso puntualizar: “Dejadme matizar que ahora voy a aparecer yo con el cartelito de “La Rábago quiere que gane Donald Trump”.

Además, de contar con el apoyo de Alba Carrillo que quitó hierro al asunto preguntando que si no había nadie joven que se pudiera presentar y pidiéndole a Nicolás que no dijera eso “luego le dan a la niña hasta en el carné de identidad”.

Dispuesta a explicar su afirmación, Isabel Rábago, que nunca ha tenido miedo a lo políticamente incorrecto, aseguró “¿Quién soy yo para decidir quién es el presidente de los Estados Unidos?” y defendió que los americanos están en su derecho de elegir a quién le diera la gana.

Además, Rábago, manteniendo el tono de humor en todo momento dejó claro a Sonsoles Ónega que sobre ella nadie ejerce ningún tipo de censura o modificación de su pensamiento, tal como demuestra cada semana en ESchismógrafo.

Sea como fuere parece que a los espectadores de Ya es mediodía de Telecinco también les gusta esta irreverencia ya que el programa de Ónega recuperó el terreno perdido el lunes y este martes subió a 14.1% de cuota y 1.377.000 espectadores, el mayor número de personas que vieron el programa desde hace más de un mes.