| 25 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Ana Rosa Quintana y Alba Carrillo.
Ana Rosa Quintana y Alba Carrillo.
Exclusiva

La guerra entre Alba Carrillo y Ana Rosa Quintana acaba de forma inesperada

La colaboradora tenía una batalla personal y, sobre todo, judicial abierta contra su antigua productora y Mediaset España. Todo por un despido “injusto” y rencillas personales.

| David Lozano Chismógrafo

Alba Carrillo era, sin duda, una de las estrellas de Mediaset España. Su último trabajo en el grupo lo ejercía como colaboradora del desaparecido Ya es Mediodía de Telecinco. La periodista y modelo era una de las voces más acreditadas del Fresh, la sección del corazón del programa de la productora de Ana Rosa Quintana (Unicorn Content) que triunfaba en su franja hasta que, de repente, la cosa se complicó.

Carrillo, tras tener un encuentro subido de tono con otro de los colaboradores del programa, el ex guardia civil Jorge Pérez, fue despedida fulminantemente con la única explicación de que entró a formar parte de la lista negra, los vetados, elaborada por la nueva dirección de la cadena.

Desde entonces, la modelo iniciaba una batalla contra Ana Rosa Quintana, Jorge Javier Vázquez y todo lo que tenía que ver con Telecinco. Una guerra dialéctica que trasladaba también al terreno de lo legal presentando una demanda contra Mediaset y Unicorn por ‘fraude de ley” y “despido improcedente”.

El Juzgado de lo Social número 39 de Madrid se hacía cargo de la denuncia y ponía fecha para verse las caras, demandante y demandados tenían que enfrentarse a juicio el pasado 21 de diciembre a las 9:30 de la mañana, pero –tal y como ha podido saber en exclusiva ESdiario- ocurría lo impensable, sobre todo porque ya había fracasado el acto previo de conciliación…

Alba Carrillo ha pactado un acuerdo amistoso con Mediaset para no llegar a juicio. Lo más llamativo de todo es que el acuerdo económico, una cifra con cuatro ceros, incluye un pacto de confidencialidad. Carillo, según ha podido saber ESdiario de fuentes conocedoras del caso, ha desistido de todas las codemandadas, salvo de la de Unicorn Content, que era la empresa con la que mantenía contrato en el momento de la extinción y la que le va a abonar ese importe acordado.

Las partes han pactado un acuerdo de confidencialidad para que no trascienda nada relacionado con su relación laboral o con el procedimiento de despido.

De esta sorprendente forma, nadie apostaba por un acuerdo, se cierra la guerra entre Alba Carrillo, Ana Rosa y Mediaset y otros implicados con la cadena.

Alba Carrilo, lo que pedía

La ex colaboradora denunciaba “fraude de la ley” en la forma de contratar a su clienta y “despido improcedente”. La demanda iba dirigida contra la cadena Mediaset España; la productora de Ana Rosa, Unicorn Content S.L; la productora de Sálvame, La Fábrica de la Tele; Megamedia Televisión S.LPubliespaña S.A.U, y Conecta 5 Telecinco S.A.U

Carrillo argumentaba que hay un “fraude de ley” en la forma en la que se le ha contratado en los últimos años, concretamente desde el 13 de julio de 2016, si bien en la demanda se recuerda que el primer contrato se produjo en 2007 con la productora Zeppelin y que tuvo una duración de 101 días como “participante del concurso televisivo Supermodelo que se retransmitió en la cadena de televisión Telecinco, perteneciente al Grupo Mediaset España”. 

La tesis de Alba Carrillo era que “todas estas empresas para las que la trabajadora ha prestado servicios de forma continuada desde el 13 de julio de 2016 conforman un grupo de empresas a efectos laborales, el Grupo Mediaset España” como figura, argumenta, en la estructura del grupo “extraída de su propia página web”. 

Es decir, Carrillo considera que en realidad ha habido un fraude en la contratación. Era Mediaset España la que le contrataba a través de diferentes empresas que su propia estructura laboral. Por eso entiende que se debe reconocer un contrato indefinido.

En consecuencia, reclamaba también un despido improcedente. Según expertos consultados por ESdiario, en caso de que se le reconozca el contrato indefinido y el despido improcedente, Alba Carrillo podría optar por la readmisión o el cobro de una indemnización.