ESdiario


Pasillo, lágrimas, tifo...: así fue la despedida de Kroos del Santiago Bernabéu

El centrocampista alemán disputó su último partido en el feudo madridista en el empate sin goles frente al Real Betis y todo el estadio le dedicó un emotivo homenaje que no olvidará jamás.

Los jugadores despiden a Kroos al ser sustituido.

Publicado por
Jorge Martín

Creado:

Actualizado:

El Real Madrid no pasó del 0-0 frente al Betis en la última jornada de la Liga EA Sports, pero el resultado ha importado poco a los madridistas porque el nombre de la noche en el Santiago Bernabéu era el de Toni Kroos. El centrocampista alemán anunció hace unos días su retirada tras la Eurocopa y le tocaba despedirse del feudo madridista, que le brindó un homenaje en el que hubo de todo para agradecer a la leyenda germana todo lo que ha hecho por el club blanco durante estos 10 años.

Antes de arrancar el encuentro los futbolistas del Real Madrid y del Betis le hicieron un pasillo a Toni Kroos a la misma vez que en uno de los fondos se desplegaba un tifo en forma de banderín en la que se veía al futbolista germano. "Gracias, leyenda", rezaba la pancarta junto al número 22, los títulos que el internacional alemán ha ganado con la camiseta merengue, aunque hay que recordar que esa cifra podría verse aumentada el próximo sábado 1 de junio en Wembley en la final de la Champions League contra el Borussia Dortmund.

El partido transcurrió con normalidad y el 0-0 no se movía. Thibaut Courtois y Vieites eran los héroes de sus equipos y uno de los momentos emotivos de la noche llegó cuando Nacho Fernández fue sustituido, ya que entregó el brazalete de capitán a Toni Kroos. Ancelotti siguió moviendo el banquillo y dio entrada a Luka Modric para que jugase con su compañero de mil batallas los últimos minutos sobre el verde del Santiago Bernabéu.

Faltando cinco minutos se preparaba Dani Ceballos en la banda y era el último cambio de Carlo Ancelotti, por lo que se esperaba que el sustituido fuese Toni Kroos. Cuando se iba a producir la permuta, una falta cerca del área obligó a retrasarla. El ex del Bayern de Múnich disparó a portería, pero Vieites, con una gran estirada, evitó el último tanto del internacional alemán en el Santiago Bernabéu.

Sonrisas y lágrimas

Tras esto se produjo el cambio y cuando se vio el dorsal '8' en el cartelón todos los jugadores se acercaron a abrazar a Toni Kroos. El alemán le puso el brazalete de capitán a Luka Modric y todo el estadio se vino abajo aplaudiendo y coreando su nombre mientras caminaba hacia el banquillo. Una vez en la banda se fue abrazando con Carlo Ancelotti, el resto de sus compañeros y todo el cuerpo técnico haciendo gala de su semblante, pero cuando vio a su familia se derrumbó.

Y es que sus hijos y su mujer lloraban en la bocana de vestuarios y no dudó en ir hacia ellos para abrazarse y llorar con ellos. Mientras, el partido se seguía celebrando y llegó a su fin con el 0-0. Una vez sonó el pitido final Toni Kroos fue manteado por sus compañeros en el centro del campo y posteriormente dio una vuelta de honor junto a su familia en un Santiago Bernabéu que seguía lleno despidiéndose de una leyenda como la alemana.

tracking