23 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Robinho, jugando el año pasado con la camiseta del Istanbul Basaksehir de la Liga turca.

Cinco futbolistas que prometieron mucho y terminaron quedándose en el olvido

En el fútbol no todo es tan sencillo como se pinta y multitud de jugadores han tenido una carrera nada comparable a lo que se esperaba de ellos cuando acababan de llegar a la élite.

| E. Valero Deportes

La historia del fútbol siempre ha estado llena de jugadores que desde muy jóvenes empiezan a demostrar todas sus cualidades y se convierten en grandes proyectos, pero con el pasar de los años, nunca alcanzan a explotar todo su potencial y terminan siendo futbolistas con carreras decorosas y sin mucho brillo. En los últimos años son varios los futbolistas que decepcionaron después de un inicio muy prometedor y aquí te mostraremos los cinco casos más llamativos:


Robinho

Actualmente el nacido en São Vicente no tiene equipo, pero en el comienzo de su carrera este delantero logró deslumbrar a todo el mundo con su velocidad y agilidad. En el mes de marzo de 2002, debutó los colores del Santos y en poco tiempo se le llegó a comparar con Pelé. En su primera etapa en este club logró disputar 34 partidos en los que marcó 24 tantos y dio 11 asistencias; números que le sirvieron para llegar al Real Madrid en el 2006 por un precio de 24 millones de euros.


No obstante,
en tres temporadas dentro de la casa blanca nunca terminó por encontrar su mejor versión y fue vendido al Manchester City por unos 42 millones. En este conjunto sólo jugó una temporada y después volvería al Santos, pero en su segunda etapa su rendimiento tampoco fue el más importante, pues en 64 encuentros solo marcó 28 goles.

Posteriormente regresaría a Europa con el A.C. Milán en la temporada 2010, pero su mejor versión evidentemente no volvió y cada vez más parecía un espejismo de lo que en algún momento fue. Después pasó por la Super Liga China, con el Evergrande; regresó a Brasil, con el Atlético Mineiro y, luego de dos etapas fugaces en la liga de Turquía, finalmente,  retomó al Santos en la temporada pasada. Ahora sin club y con 36 años, parece que su tiempo como jugador está llegando a su final.


Bojan Krkic

En un periodo en el que todos los que salían de La Masía se convertían en superestrellas mundiales, este canterano culé también se proyectaba como una de las mayores apuestas de la directiva catalana. Dentro de las inferiores alcanzó un nivel superlativo y marcó goles de todas las formas. Además, sus grandes actuaciones en las inferiores azulgranas le permitieron subir muy joven al primer equipo y se convirtió en el futbolista con menor edad en marcar en LaLiga, a los 17 años con 51 días. Su futuro era brillante y fue vendido a la prensa como el «nuevo Messi». No obstante, su fama comenzó a irse abajo después de haberse negado a jugar la Eurocopa de 2008 con la selección de España debido al estrés mental que tenía, como consecuencia de las altas exigencias del equipo.
 


Las oportunidades no le faltaron
, pues al terminar su tiempo en Camp Nou vistió elásticas importantes como las de la Roma, Milán y Ajax, pero nunca pudo afirmarse en dichos clubes. En la actualidad, a sus 30 años, es jugador del Montreal Impact de la Major League Soccer estadounidense, club con el que suma siete goles en 30 partidos.


Emmanuel Adebayor

Este delantero togolés comenzó siendo una de las más grandes revelaciones de la League One en 2001, pues con apenas 17 años hizo su debut con el Metz (en dos temporadas marcó 19 tantos en 53 encuentros). Su crecimiento fue tan rápido que dos temporadas les bastó para vestir la camiseta del Mónaco y tres años más tarde llegaría al Arsenal. Posteriormente se sumaría al City y al Real Madrid.

No obstante, su rendimiento tras cada temporada comenzó a ser más bajo y poco a poco se comenzó a quedar atrás. En la casa blanca solo disputó la temporada 2010/11, en la que dejó dígitos muy pobres (ocho tantos en 22 partidos). Finalizada su participación con el conjunto español, volvería a la Premier y después probaría suerte en Turquía y Paraguay. Actualmente este atacante de 36 años se encuentra sin equipo.


Alan Halilovic

Halilovic fue otro jugador que llenó de mucha expectación a la afición blaugrana y, en general, a todos los medios españoles, ya que cuando fichó por el Barcelona, a sus 17 años en 2014, parecía que estaba destinado a convertirse en una superestrella mundial. El internacional con la selección de Croacia pasó dos temporadas con muy poca participación con la entidad culé y decidió tomar rumbo hacía la Bundesliga con el Hamburgo, club que lo cedió al conjunto de Las Palmas por dos temporadas (2016/17 y 2017/18), en las que disputó 39 encuentros.


El siguiente equipo que apostaría por él fue el Milán pero sería relegado al olvido, pues antes de ser traspasado al Standard Lieja solo pudo vestir la elástica rossonera en tres ocasiones. Por otra parte,
en el curso anterior jugó con el Heervenveen de los Países Bajos y en la actualidad participa en la EFL Championship de Inglaterra, con el Birmingham City.


Iker Muniain

Este fue otro de los futbolistas que iniciaría su carrera profesional a muy corta edad, ya que a sus 16 años debutó con los colores del Bilbao y casi de inmediato recibió el apodo de Messi de Bilbao, por su parecido físico y técnico con el delantero argentino. Sin embargo, después de once temporadas con el Athletic Club, el español de 27 años nunca pudo explotar todo su potencial y, aunque ha terminado convirtiéndose en uno de los referentes de su equipo (422 partidos, 60 tantos y 34 asistencias), aquella comparación con Leo Messi parece que fue muy exagerada.