| 24 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

Fórmula 1: arrancan los tests de pretemporada con el 33 de Alonso como mantra

El jueves a las 08:00 comienzan los tres únicos días de pruebas antes del inicio del Mundial. El Ferrari de Carlos Sainz, entre los favoritos al título. Red Bull aún no mostró su coche

| Miguel Queipo de Llano Deportes

Será a las 08:00AM. Fernando Alonso se calará su nuevo casco, el mono color british green racing, se aupará a su AMR23, le arrancaran el motor... y la temporada 2023 de Fórmula 1, la que buena parte de la afición española espera que sea la de la victoria número 33 del asturiano en el pináculo del motor, habrá comenzado. Son los tests de pretemporada, tres días de pruebas en el circuito de Bahrein, tres ridículos días, donde las diez escuderías participantes tienen que probar todas las nuevas especificaciones y reglamentos aprobados para este año. Tres ridículos días de pruebas ante la temporada más larga de la historia, con 23 carreras largas más seis al sprint.

 

La  llegada de Alonso a Aston Martin, un equipo que tiene el dinero por castigo y que dejó buenas sensaciones en la presentación de su nuevo monoplaza, ha despertado de nuevo un inusitado interés alrededor de la categoría, ya no sólo por la serie de Netflix Drive to Survive. Un interés que en el caso del aficionado español también vira sus ojos hacia el garaje de Ferrari, donde Carlos Sainz afronta su tercera temporada de rojo en igualdad de condiciones con su compañero, Il Predestinato Charles Leclerc, pese a los malos augurios previos por el cese de Mattia Binotto como team principal.

 

Además, el Ferrari presenta no sólo el motor más potente de la parrilla, sino también varias novedades que pueden hacerle favorito al título, como un S-Duct que ha pillado a todos sus adversarios con el pie cambiado. O a casi todos, porque el Red Bull del campeón, Max Verstappen, no ha aparecido por ningún lado. En la presentación, el modelo del curso pasado con la nueva publicidad. Habrá que ver lo que ha cargado el lápiz de Adrian Newey, el genio aerodinamista de la escudería anglo austriaca.

 

Queda el precioso y sensacional Mercedes de Hamilton y Russell. De nuevo negro, de nuevo con unos pontones mínimos (aunque más voluminosos que el año pasado... y verticales) que le hacen ser la excepción a una parrilla que parece un mix de Redbulles y Ferraris. El W14 es una joya de ingeniería donde sobresale una espectacular tapa del motor con dos escalones laterales.

Por detrás, la montonera, que aspira a liderar la Aston Martin de Alonso y dar algún susto arriba. McLaren es imposible que lo haga peor que el curso pasado, en el año de su 60º Aniversario. Alpine parece haber dado un paso adelante cuando todos esperaban dos para atrás. Williams agita el avispero buscando reverdecer viejos laureles. Haas y Alfa Romeo agradecen la motorización Ferrari y el apoyo de Maranello... Sólo Alpha Tauri parece haberse quedado algo rezagada, y de su relación con Honda saldrá si hay algo a lo que agarrarse o no. De momento, agárrense a sus asientos. Esto empieza. La temporada de la 33. O no. Pero qué bien lo pasaremos.