| 26 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

El gas también se dispara ante las tensiones de suministro

La cotización del gas natural marca un nuevo récord ante el temor de problemas de suministro. El ansia por acaparar gas se traduce en una guerra internacional de precios.

| Redacción Economía

La cotización del gas natural sigue escalando posiciones en los mercados internacionales en pleno proceso de avituallamiento en el hemisferio norte y en otra áreas. El precio de los futuros del referente Henry Hub sube a más de 5 dólares por MMBtu (unidad de medición del gas) en los últimos días, después de otras jornadas alcistas en las que ya se marcaron las cotizaciones más elevadas de los últimos siete años.

Los expertos citan diversas causas que estarían detrás de esta evolución. Desde el alza de la demanda por la evolución de la economía al temor ante la posible escasez del combustible azul a corto y medio plazo que presionan su comercio, así como a fenómenos naturales, como el huracán Ida, pero que se repiten casi todos los años. Una trayectoria que se traslada al precio del gas natural licuado (GNL) y también al de la electricidad, como se muestra en los mercados mayoristas europeos, y en especial en el español, causando alarmas sociales y políticas.

El panorama se hace complejo más de cara al inicio del invierno, y el ansía por acaparar gas produce una guerra de precios. Los grandes países asiáticos están dispuestos a ofrecer más dinero para asegurarse los stocks, y los productores desvían barcos para dirigirse hacia Asia, en detrimento de otros destinos.

Si bien en este panorama se ha producido una noticia, que no por esperada es menos relevante: el fin de la construcción del gasoducto Nord Stream 2, que une Rusia con Alemania. La empresa gasista Gazprom, propietaria y gestora de esta red de 2.000 kilómetros, ha anunciado que la infraestructura se ha completado la mañana de este 10 de septiembre. Permitirá aumentar la capacidad de transporte del gasoducto Nord Stream 1 y duplicará el suministro de gas natural desde Rusia hacia Alemania a través del mar Báltico.

No obstante, Moscú ha destacado que el inicio del suministro comercial del gas ruso a Europa depende de “la postura del regulador alemán”. Supondrá, en opinión del Ejecutivo de Putin, “que millones de consumidores europeos puedan recibir pronto gas ruso por una ruta más corta, económica y ecológica”.