| 30 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

El PSOE entra en pánico con Bildu: el monstruo se come a Frankenstein

Es muy inoportuno para Sánchez que Bildu gane las elecciones, a pesar de que él ha sido el principal artífice de su crecimiento en las urnas

| ESdiario Editorial

Cabecera-Editorial

El Gobierno y el PSOE llevan años blanqueando y alimentado al monstruo. Todo comenzó con aquel “Otegi es un hombre de paz” de Zapatero. “Bildu es un partido progresista democrático como otro cualquiera”, llegó a decir Óscar Puente para justificar la entrega de la alcaldía de Pamplona a los proetarras. “Estoy harto de que se paseé el fantasma de ETA”, señaló por entonces el portavoz socialista, Patxi López. “Han hecho más por España y los españoles que los patrioteros de pulsera”, afirmó hace nada el delegado del Gobierno en Madrid.

Ahora el monstruo ha crecido y amenaza con devorar al PSOE y a Sánchez. Amenaza con ganar las elecciones en el País Vasco este próximo domingo, lo que podría descarrilar al Gobierno central cuando Sánchez elija a quién hace lehendakari. Si, ganando Bildu, le da el poder al PNV, los abertzales pueden hacer saltar por los aires al Ejecutivo. Si se decanta por Bildu será el PNV el que se enfade mucho.

Así que es muy inoportuno para Sánchez que Bildu gane las elecciones, a pesar de que él ha sido el principal artífice de su crecimiento en las urnas. No han dejado de sumar votos desde que Sánchez empezó a pactar con ellos, primero de manera más tímida y luego a pecho descubierto. De hecho, el Gobierno ha tratado mucho mejor estos años a esa formación heredera de ETA que al principal partido de la oposición, el PP.

En Moncloa y en Ferraz hay pánico, terror a Bildu. Por eso han dejado de ser un partido “progresista democrático” que “ha hecho mas por España y los españoles que los patrioteros de pulsera” y se ha convertido de repente en “cobarde” e “incompatible con la democracia”, según la definición que de ese partido ha hecho la portavoz del Gobierno, Pilar Alegría. No cabe más cinismo, la verdad.

El PSOE saca a pasear “el fantasma de ETA” porque de repente le interesa y necesita frenar a Bildu. Por su propia supervivencia, que es como actúa siempre Pedro Sánchez. De repente los socialistas han abierto los ojos y se han dado cuenta de que Bildu es el brazo político de ETA a raíz de unas declaraciones de su candidato negándose a llamar grupo terrorista a la banda.

La realidad es que estos de Bildu son los mismos de siempre, los que tienen como líder a Otegi, un etarra condenado por terrorismo; los que presentaron a decenas de miembros de ETA en las listas de las elecciones municipales del pasado 28 de mayo; los que jamás han condenado la violencia de ETA.

Por eso resulta casi cómico escuchar al candidato socialista, Eneko Andueza, decir que a Bildu “no puede salirle gratis que fuera parte activa de tanto dolor que padeció Euskadi durante mucho tiempo”. El PSOE les ha blanqueado, les ha disfrazado de demócratas respetables, se ha hecho la foto con ellos y les ha dado la alcaldía de Pamplona. Así que no les ha salido gratis la violencia terrorista, les ha salido a devolver.