21 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez, en la Ejecutiva del PSOE
Pedro Sánchez, en la Ejecutiva del PSOE

El Gobierno de los lujos sube los impuestos en la España de los parados

Con una economía asfixiada y un esfuerzo fiscal ya desproporcionado, el mismo Gobierno que no se priva de nada opta por subir aún más los impuestos.

| ESdiario Editorial

 

La subida de impuestos comunicada a Bruselas por el Gobierno pero escondida a la opinión pública hasta pasado el 4 de mayo es, quizá, la mayor de la historia. Y se quiere implantar además en el peor momento posible, con una economía degradada como nunca desde 1936.

En síntesis, afecta a las clases trabajadoras, a las altas, medias y bajas; a los ahorradores; a los comerciantes y pequeños empresarios; a los autónomos e incluso a los parados: el catálogo impositivo es de una dimensión tal que nadie escapa al “mordisco”.

Además de la inconveniencia económica en el país con peor recesión de Europa y el paro más alto; es injusta: elevar donaciones, sucesiones o patrimonio equivale a obligar a pagar tres veces por el mismo concepto.  Porque se hizo en origen, y lo hará dos veces el receptor: con el impuesto específico y con el impacto que lo recibido tenga en su declaración de la renta.

 

Lo mismo ocurre con otros impuestos previstos, que tocan incluso el ahorro al reducir las desgravaciones a los planes de pensiones o al elevar las cotizaciones, que son un impuesto al trabajo que eleva el coste para el contratador y resta emolumentos al contratado, haciendo ambos además de recaudador del Estado.

El Gobierno con más Ministerios y asesores de Europa, que no se priva de nada, sube los impuestos hasta a los parados

Finalmente, atacan al consumo y penalizan a toda la población: el diésel, los peajes o las matriculaciones no distinguen rentas y tienen los mismos importes para todos los bolsillos. Además, este sablazo se intenta aplicar en un país que ya figura entre los cinco con mayor carga fiscal real del mundo, por mucho que la propaganda gubernamental sostenga lo contrario, sin pudor alguno.

Ya se paga abusivamente

La realidad es que, quienes pagan impuestos en España, pagan más que la práctica totalidad de los europeos. El problema es que pagan pocos, por la dimensión del desempleo y a envergadura de la economía sumergida, que duplica la media europea: ambas realidades resta cotizantes e ingresos al sistema público. Pero en lugar de paliarlas, Moncloa opta por asfixiar más aún a los que hacen todo el esfuerzo.

Que además se opte por esta línea, contraria a la que aplica toda Europa a izquierda y derecha, mientras se mantiene una Administración sobredimensionada sin ninguna reforma, añade un puto de indignidad a un abuso simplemente inaceptable.