07 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Emilio Bascuñana, alcalde de Orihuela, durante su intervención en el pleno de este jueves

Bascuñana desmonta el informe del PSOE basado en noticias publicadas en prensa

La Inspectora Médica de la Conselleria de Sanidad desvela ante el Fiscal que sus fuentes para acusar al alcalde de Orihuela eran “lo que publicaban los medios de comunicación”

| A. Maestre Edición Elche

Nunca antes se le había otorgado tanta consistencia a lo publicado en los medios de comunicación como así lo hizo la Inspectora Médica de la Dirección Territorial en Alicante, adscrita a la Consellería de Sanidad, Bertha Cecilia Correo Fajardo, en el informe de acusación contra el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana. La responsable de Sanidad en la provincia dijo al Fiscal durante su declaración que los hechos narrados en la denuncia los había conocido “a través de los medios de comunicación”.

Correo Fajardo reconoció que el informe presentado como base de la imputación de Bascuñana estaba basado “en lo publicado por los medios”, otorgando así veracidad absoluta a las informaciones periodísticas, aunque sin contrastar con los datos de los que dispone la propia Consellería para la que trabajaba cuando se denunciaron los hechos.

“Absolutamente falso”

De "patraña y montaje" ha calificado Emilio Bascuñana a este informe y las acusaciones presentadas en Fiscalía por el PSOE, sobre las presuntas irregularidades laborales que le imputan entre los años 2007 y 2013. “Trabajé mucho y –pido perdón por la inmodestia- trabajé bien” defendió Bascuñana en el pleno de este jueves, donde los socialistas presentaron una moción para pedir su dimisión.

El alcalde oriolano asegura tener “la conciencia muy tranquila” y dejó claro en su intervención que no piensa dimitir. Acusa a los concejales del PSOE de mentir con una clara intención de desgastar su imagen pública. Mostró su rechazo al “linchamiento mediático” al que ha sido sometido durante todo este tiempo y se remitió a las declaraciones de todos los testigos de este procedimiento, que han declarado que Bascuñana “trabajó en la adscripción funcionarial” durante el periodo en el que se le imputan las supuestas irregularidades.

 

El alcalde de Orihuela lamenta que los socialistas lleven “tres años con este asunto” intentando derribarle “incluso desde las propias instituciones autonómicas”. “La mentira no se convierte en verdad por mucho que la repitan, pero eso no es más que un delirio” les recriminó el alcalde a los concejales de la bancada socialista. Les acusa de estar “abusando del uso de las administraciones en las que están gobernando”, y califica de “absolutamente falso” todas las acusaciones a las que ha sido sometido.

“Nunca he sido inspector médico”

Bascuñana califica el informe en el que se basa la acusación como un “auténtico disparate”, y señala que “hasta qué punto fue un montaje que ni siquiera preguntaron a la Conselleria de Sanidad”. El alcalde defiende que “se inventan que tenía que haber trabajado de inspector médico, con que me hubieran preguntado el primer día les habría dicho que no, porque yo no soy inspector médico”.

Durante su intervención en el pleno de este jueves, Emilio Bascuñana ha calificado que todo ese informe se basa en una falsedad y “que se remite a lo publicado en los medios de comunicación”.

 

El primer edil oriolano defiende que "nunca podría haber cometido esos delitos porque nunca he tenido acceso a los fondos públicos solamente he tenido acceso a mi nómina, como cualquier otro funcionario, nómina que merecía, que había trabajado, que me la pagaron justamente y que necesitaba como cualquier funcionario para comer y para pagar la hipoteca".

"Una asquerosa mentira"

"Me gustaría saber exactamente de qué se me acusa y qué se está investigando", reclamó Bascuñana durante el pleno, y recordó que “todos los testigos llamados por la Fiscalía han declarado que yo desarrollé mis funciones adecuadamente, todos”.

Califica este asunto como una “persecución política y mediática basada en una asquerosa mentira” y dejó clara su intención de no dimitir “aunque mochos lo estén deseando”.

Bascuñana estaba citado a declarar este jueves ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Orihuela, pero consiguió un aplazamiento porque “desde hace un año y medio se sabe de la fecha de celebración de este pleno municipal”.