20 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
La vicepresidenta Mónica Oltra critica los insultos en las redes sociales de À Punt. A la izquierda el director del ente público, Alfred Costa

Oltra afea los insultos a los castellanohablantes en À Punt, pero no los frena

La vicepresidenta lamenta la "agresividad" contra los manifestantes de la Vega Baja y defiende el derecho a opinar “independientemente de lo acertadas o no que a uno le puedan parecer"

| Alejandro Ferrer Edición Elche

La noticia que publicó ESdiario sobre los más de 200 insultos denigrantes y xenófobos que están colgados en las redes de À Punt contra los manifestantes por la imposición del valenciano en la Vega Baja fue uno de los asuntos de la rueda posterior al Pleno del Consell del viernes. Este medio le recordó a Mónica Oltra que la televisión pública valenciana aún mantiene en sus redes sociales comentarios despectivos contra las familias de la Vega Baja que se manifestaron contra la imposición del valenciano, con calificaciones como "asesinos", "ñordos" o "iros a Murcia o a Teruel". No solo eso, sino que el encabezado de la noticia publicada en las redes sociales de À Punt dice que la concentración estuvo “apoyada por la Comunidad Valenciana Popular, Comunidad Valenciana y VOX España” y no cita, en ningún momento, a la Plataforma por la Libertad ni a ninguno de los colectivos educativos que la respaldaron, como COVAPA, CONCAPA, FAPA Gabriel Miró y otros. 

La vicepresidenta del Consell ha afeado estos "ataques verbales" reclamando "respeto" y centrando su crítica en la "agresividad" que prolifera en las redes sociales. Este reproche lo hace a nivel general y sin entrar expresamente en los insultos que sufrieron los manifestantes contra el plurilingüismo en la Vega Baja. 

Oltra ha valorado negativamente estos mensajes ofensivos, pero no les ha puesto freno y escurre el bulto: "Yo doy cuenta del Consell, no de À Punt ni de otros medios de comunicación". Esto se ha visto reflejado en su respuesta a la pregunta formulada por ESdiario Alicante sobre si "el Consell barajaba tomar medidas para evitar que la televisión pública valenciana permita eso insultos en redes sociales". 

 

Mónica Oltra ha querido cerrar este asunto con un alegato final en el que muestra sus "recetas" para lograr "una convivencia sana" entre todos: "Pienso que la mejor manera de relacionarnos entre los seres humanos es desde el respeto y el diálogo". Por último, la vicepresidenta resalta que "todas las personas tenemos derecho a opinar independientemente de lo acertadas que a uno le puedan parecer las opiniones de los otros". 

"Nos empujan hacia Murcia" 

"Cuando sean mayores estoy convencida de que los niños y niñas agradecerán haber tenido un sistema educativo en el que le den más oportunidades", esta fue la contestación de Mónica Oltra a la pregunta de ESdiario Alicante sobre las quejas de los padres de la Vega Baja a que se les imponga el valenciano a sus hijos. "El firme convencimiento" de la vicepresidenta sigue levantado ampollas en amplios sectores de esta comarca castellohablante, que unido a los recientes insultos que han tenido que soportar en las redes sociales no ha hecho más que aumentar la indignación. 

Una de las personalidades que ha salido a la palestra para expresar su rechazo a esas declaraciones de Oltra ha sido el alcalde de Orihuela, el popular Emilio Bascuñana, en el programa 'Alicante Actualidad' de 12 TV: "Me cuesta frenar la indignación que lleva todas estas formas, y encima en las formas de expresarlas, es una falta de respeto absoluta, es una muestra de intolerancia absoluta. Creo no se puede decir de una manera más clara que es lo que hay detrás de estas personas, que pretenden cerrar puertas, imponer y obligar como si ellos estuvieran en posesión de la verdad", manifestaba el regidor oriolano en una reciente entrevista. 

 

Del mismo modo, Bascuñana siguió criticando la "ridícula" y "patética" afirmación de Oltra, y "la hoja de ruta" del Consell: "Me siento agredido y es absolutamente intolerante que un vecino de Orihuela que no ha tenido la oportunidad o no ha querido hablar en valenciano no pueda acceder a un puesto de trabajo". 

Finalmente, el regidor oriolano alertó de los "peligros" que esconden todas estas leyes lingüísticas y el "agravio" que sufre la Vega Baja por parte del Consell: "Se trata de una imposición del valenciano y una persecución al castellano, y hay veces que se escuchan algunas manifestaciones de miembros del gobierno valenciano que parece que nos están empujando hacia la Región de Murcia".