| 15 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Florentino Pérez
Florentino Pérez

ACS destruye un tercio de su valor en dos años

Distintos factores han influido en los reparos de los inversores que les hacen tener dudas de la capacidad de la compañía para crecer en su negocio principal. Ha perdido más de 1/3 de valor.

| ESdiario Empresa

La compañía presidida por Florentino Perez lleva dos años que no levanta cabeza en el parqué. Desde 2020, la cotización de la constructora ha caído en torno a un 35%, con lo que se encuentra rondando los 23 euros.

Si a finales de 2019, los títulos cotizaban a 35,65 euros, los últimos valores negociados ahora apenas superan los 23 euros. De esta forma, la empresa se sitúa entre los peores valores del principal índice español, el Ibex 35, precisamente en estos dos últimos años.

Al contexto pandémico se ha sumado la incertidumbre sobre su hoja de ruta después de que en el primer semestre del ejercicio anunciase la venta de su negocio industrial -especialmente con la venta de Cobra- a Vinci por unos 5.000 millones de euros. Los expertos aseguran que lo que está castigando al valor en el parqué son las dudas que se puedan tener en cuanto a su capacidad de crecer en el área concesional y que se haya desprendido de una de sus principales fuentes de beneficios. 

ACS y su acción corporativa ha estado más pendiente de tratar de hacer daño a otras compañías que de su propio beneficio. A esta estrategia hay que sumar la noticia negativa de la condena de las radiales de Madrid, que supone unos 300 millones para ACS y Abertis -sociedad participada también por ACS-.

Este negativo comportamiento en el parqué viene acompañado por unas previsiones de las firmas de inversión nada halagüeñas. Para este ejercicio el consenso espera unos ingresos de 27.635 millones, la cifra más baja desde 2011. Hay que destacar que hace seis meses se estimaban unas ventas de 30.342 millones. Desde que presentó sus resultados de los nueve primeros meses de 2021, la previsión ha sido recortada casi un 2%, desde 28.150 millones.

Esta destrucción de valor también se está dejando notar en las valoraciones de los expertos. Si en 2019, los analistas fijaban para la compañía un precio objetivo de 42 euros, ahora ese precio se estima en los 30,85 euros actuales.