| 25 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Más de 2.500 sucursales bancarias han cerrado en el último año

Más de 10 oficinas bancarias echan la persiana cada día de manera definitiva mientras los pagos con tarjeta no paran de crecer y los cajeros también están en continua retirada.

| ESdiario Empresa

Las entidades de depósito españolas cerraron 1.476 oficinas durante la primera mitad de 2021, lo que equivale a bajar la persiana casi diez sucursales cada día. Según reflejan los últimos datos del Banco de España, la red de las 112 entidades de depósito españolas se situó al cierre de junio en 20.823 oficinas, su menor nivel desde el año 1977.

Se trata de un recorte de 789 oficinas en tres meses (-3,6%), de 1.476 oficinas desde que comenzó el año (-6,6%) y de 2.576 sucursales respecto al dato de junio de 2020 (-10,8%).

Los ajustes tienen lugar en un escenario en el que las principales entidades bancarias están reestructurando su plantilla y su red de oficinas para ganar eficiencia y adaptarse a la nueva demanda de sus clientes, que cada vez utilizan más los canales digitales y acuden menos a las sucursales.

Por poner un ejemplo, el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que está ejecutando el BBVA supondrá la desaparición de 2.735 empleos y otras 210 excedencias incentivadas.

El desglose por regiones muestra que las comunidades autónomas en las que se cerró un mayor número de oficinas durante la primera mitad del año fueron Andalucía (259), Cataluña (227), Madrid (184) y Castilla y León (169).

También se clausuraron 63 oficinas en País Vasco, 104 en Galicia, 26 en Asturias, 28 en Cantabria, 9 en La Rioja, 32 en Murcia, 112 en Valencia, 72 en Aragón, 7 en Castilla-La Mancha, 86 en Canarias, 26 en Navarra, 28 en Extremadura, 42 en Baleares y 2 en Ceuta y Melilla.

Más uso de la tarjeta de crédito

Los pagos con tarjeta continuaron su tendencia ascendente durante el segundo trimestre del año, superando no solo las cifras del mismo periodo del año anterior, marcado por el confinamiento, sino también a las del primer trimestre del año.

En concreto, entre abril y junio las operaciones de compra en terminales de punto de venta (TPV) ascendieron a 1.495 millones, lo que supone un aumento del 60% respecto al mismo periodo de 2020 y del 17% frente al primer trimestre de 2021. También creció el importe de dichas compras, un 41% interanual y un 19% respecto al trimestre precedente.

En cuanto a la retirada de efectivo en cajeros, que desde hace años mantiene una tendencia decreciente, las cifras del segundo trimestre del año muestran de nuevo una subida del 48% respecto a un año antes, que fácilmente podría explicarse por las restricciones a la movilidad en dicho periodo, y del 16,7% frente al primer trimestre del año.

Eso sí, este mayor uso que los españoles hicieron de los cajeros entre abril y junio no impidió que la red de cajeros automáticos continuase adelgazando, hasta un total de 48.300 cajeros.

Ello supone que en tres meses desaparecieron 466 cajeros, casi un 1% de la red, mientras que en un año la reducción ha sido del 3,35%, en un escenario marcado por la nueva oleada de reestructuraciones de oficinas y plantilla que protagonizan las principales entidades bancarias.

En concreto, los últimos datos del Banco de España reflejan que las entidades de depósito españolas contaban con 20.823 oficinas al cierre de junio, 2.576 menos que un año antes (-10,8%).