| 29 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Flan de café
Flan de café

Flan de café sin horno: el postre Ideal para cualquier ocasión

¿Buscas un postre cremoso con sabor intenso pero fácil de preparar? Entonces no te pierdas esta receta de flan de café sin horno, ¡te conquistará!

| Elena Bellver esTendencia

Los flanes tradicionales incorporan huevos, que, al ser expuestos al calor del horno o a algún otro método de cocción, solidifican y otorgan la textura característica que asociamos con este postre.

Sin embargo, existen alternativas interesantes, como los renombrados postres italianos conocidos como 'panna cottas', que logran su textura distintiva gracias a la gelatina en lugar de los huevos.
La gelatina: el secreto para hacer postres cremosos sin huevos

pannaccptta-frambuesa

Panna cottta

La panna cotta es un ejemplo del uso de la gelatina. Este postre resulta más ligero que un flan, ya se elaboraba en el siglo XVIII en la zona del Piamonte, pero en aquel entonces en lugar de gelatina se usaba cuajo.
Para sustituir un huevo, utiliza  1 cucharada de gelatina en polvo con 3 cucharadas de agua, si son dos duplica la cantidad si son tres triplica esta proporción.

gelatina-2

Gelatina

La gelatina neutra es muy ligera, tiene 352 calorías por 100 gramos. ¡Ojo no te asustes que para las recetas usamos uno o dos sobres de gelatina neutra, y cada sobre equivale a 10 g”. Es decir por cada 10 g solo añadimos 35,2 calorías, (si usamos dos sobres serían 70.4 Kcal).

Un huevo tamaño L, tiene unas 70 Kcal, así que si usamos dos serían 135 calorías, y si utilizamos 4 huevos unas 280 calorías. ¡Está claro que con la gelatina resulta un postre más ligero!.

Cómo usar la gelatina para sustituir el huevo en recetas
gelatina-polvo

Sigue estos pasos para garantizar un uso adecuado de la gelatina:

  1. Comienza por colocar una pequeña cacerola sobre los fuegos de la cocina, pero no enciendas la llama todavía. Vierte agua en la cacerola, pero asegúrate de no aplicar calor en este punto.
  2. Con delicadeza, esparcir la gelatina sobre el agua de manera gradual, permitiendo que se "hidrate" . Observamos cómo la gelatina se hincha y absorbe el agua. Procura añadirla lentamente, aproximadamente media cucharada a la vez, para evitar la formación de grumos.
  3. Una vez que hayas esparcido toda la gelatina, utiliza un batidor si es necesario para asegurarte de que todos los gránulos se hayan humedecido adecuadamente. Deja reposar la gelatina durante aproximadamente 1 a 2 minutos después de humedecer.
  4. Enciende el fuego a un nivel medio-bajo para comenzar a retirar la gelatina. Utiliza el batidor para revólver constantemente hasta que se derrita por completo.gelatina_disuelta
  5. Cuando la gelatina esté completamente derretida, continúa batiendo vigorosamente hasta que adquiera una textura espumosa. En este punto, está lista para ser incorporado de inmediato en tu receta de flan de café sin horno.

Siguiendo estos pasos, te asegurarás que la gelatina se disuelva adecuadamente y se integre de manera efectiva en tu preparación de flan de café sin necesidad de utilizar el horno.

Receta de Flan de Café sin Horno

flan-cafe-sin horno

Ingredientes:

  • 150 ml de café líquido frío (no concentrado)
  • 500 ml de leche
  • 500 ml de nata para cocinar ligera (12% de materia grasa)
  • 100 g de azúcar
  • 2 sobres de gelatina neutra
  • 100 ml de agua

Para el caramelo:

  • 150 g de azúcar
  • 3 cucharadas de agua
  • 2 cucharaditas de zumo de limón

Utensilios:

  • Flanera de 1,5 litros

Preparación:

  1. Comencemos preparando el caramelo: En un cazo, coloca el azúcar sin agregar agua, solo el azúcar. Enciende el fuego a baja temperatura y comienza a remover. Espera hasta que el azúcar se derrita y obtenga un color amarillo dorado.Caramelo_5_2017_12_26_17_03_21_UTC
  2. En ese momento, agrega el agua poco a poco mientras sigues removiendo. Ten cuidado de no permitir que el caramelo se vuelva demasiado oscuro, ya que podría amargarse. Una vez listo, añade el zumo de limón y vierte el caramelo en el fondo de la flanera. Reserva.
  3. Hidrata la gelatina añadiendo el polvo en un recipiente y vierte los 100 ml de agua a temperatura ambiente sobre ella. Remueve y deja reposar durante 10 minutos.
  4. En un cazo, coloca la leche y el azúcar, y llévalos a ebullición.leche-cazo-calentar
  5. Retira del fuego y añade la gelatina que ya se habrá espesado. Utilice unas varillas para remover y asegúrese de que todos los ingredientes estén bien integrados.
  6. En una ensaladera o recipiente grande, coloque la nata y bate ligeramente con las varillas. No es necesario montarla por completo, solo espesarla un poco.nata_cocinar
  7. Agrega el café a la nata y mezcla. La nata para cocinar es más ligera que la de batir, por lo que es ideal para esta receta.cafe_2_2017_12_26_17_03_21_UTC
  8. A continuación, vierte la mezcla de leche con gelatina en el mismo recipiente donde mezclaste la nata y el café que debe estar frio. Remueve bien para que todo se integre de manera uniforme.
  9. Ya tenemos la mezcla de nuestro flan de café lista. Ahora, viértela en la flanera sobre el caramelo.
  10. Cubre la flanera con film de plástico y colócala en la nevera, dejándola reposar durante al menos 8 horas.Guardar_nevera
  11. Al día siguiente, para desmoldar el flan, sácalo de la nevera. Llene un vaso con agua y caliéntalo en el microondas. Luego, sumerge un cuchillo en el agua caliente para que el filo se caliente.
  12. Introduce el filo del cuchillo alrededor de los bordes del flan, notarás que se despega con facilidad.
  13. Mueve la flanera para asegurarte de que el flan se despegue por completo. Luego, vierte el flan con cuidado en una bandeja o plato, teniendo precaución de no derramar el caramelo. porcion-flan-cafe

¡Ya tienes la receta de flan de café sin horno! Un postre sencillo que podrás hacer para cualquier ocasión.

Este exquisito postre te conquistará con su sabor y textura suave. Sigue estos pasos detallados y disfruta de un postre, que hará las delicias de tus invitados o de tu propia familia. ¡Buen provecho! Si te ha gustado el artículo compártelo en tus redes sociales y déjanos un comentario con tu opinión.