| 22 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez y Begoña Gómez
Pedro Sánchez y Begoña Gómez

Las oscuras "saunas gay" del suegro de Pedro Sánchez resucitan con Villarejo

El presidente aparece citado en un documento del siniestro policía y resucita un oscuro capítulo familiar que arrastra muchos episodios controvertidos e incluso una muerte.

| Javier Rodríguez España

Cuando Sánchez quería prohibir el comercio sexual que su suegro explotaba.

Es uno de los episodios que más persigue a Pedro Sánchez, tal vez junto a su famosa tesis plagiada con la que obtuvo su titulo de Doctor: las "saunas" que su suegro y los hermanos de éste tuvieron en Madrid, especializadas en la explotación comercial homosexual.

El padre de Begoña Gómez, Sabiniano Gómez, se dedicó a ese negocio en al menos dos centros, las saunas Azul y Adán (donde se rodó parte de la serie "Maricón perdido" de Bob Pop), ambas en el entorno de la Gran Vía madrileña, aunque se desprendió de la propiedad antes de que su yerno llegara a la Presidencia del Gobierno: sí las mantuvo, o al menos sus hermanos, cuando Sánchez logró la secretaría general del PSOE y se hizo con los mandos de un partido que repudia la prostitución.

Con ese capítulo aparentemente cerrado, gracias a la complicidad mediática que tanta sordina pone a las controversias más delicadas para Sánchez, se ha reabierto esta semana con estruendo al filtrarse un papel manuscrito del célebre comisario Villarejo en el que se señalaba al propio Sánchez con nombre y apellidos para hacer referencia a un extraño episodio sucedido, precisamente, en una de las saunas de su suegro.

 

El siniestro policía retirado, en el epicentro de todo caso donde irrumpe el submundo del espionaje y la extorsión política o empresarial, hacía mención a reuniones habituales de policías de inciertas intenciones con el suegro del actual presidente, y en concreto a una registrada en 2014 cuando Sánchez ya lideraba al PSOE, desde apenas horas antes tras vencer en sus Primarias.  

La mención de Villarejo a Sánchez

En concreto, en una de las piezas separadas de la macrocausa, la operación Kitchen, aparece una nota en la que el excomisario cita al actual presidente del Gobierno. La información contenida se refiere al lunes 28 de junio de 2014, justo un día después del Congreso Federal del PSOE en el que Sánchez se convirtió por primera vez en secretario general del partido, según ha desvelado el periodista Javier Chicote en ABC.

 El manuscrito de Villarejo hace referencia a una comida entre dos policías y el suegro de Sánchez, Sabiniano Gómez Serrano. "El lunes siguiente a ganar las elecciones Pedro Sánchez, quedaron a comer BIG  y GB con su suegro, Sabiniano Gómez Serrano, que es el hermano de Conrado y Enrique, dueños de varias saunas sexuales. Dos de homosexuales en S. Bernardo y una hetero en la lateral de Princesa donde solía ir EB a enrollarse con la encargada, rubia que fue despedida porque protestaba por no cobrar. Fue en el restaurante La Ardosa de c/ Abolengo", dice la nota.

 

'BIG' es el apelativo con el que Villarejo solía referirse al comisario Enrique García Castaño, jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) por entonces y celebraba almuerzos periódicos con el suegro de Sánchez y con sus hermanos, con los que mantenía una vieja relación de amistad.

Pero puede haber algo más que una simple amistad y eso es lo que, según fuentes consultadas por ESdiario, inquieta en el entorno presidencial: lo desveló el periodista Fernando Lázaro en El Mundo en junio de 2020, incidiendo en la utilización de una de las saunas del suegro para desarrollar una operación de grabación a un dirigente político, al parecer de origen abertzale, supuestamente para guardársela y utilizarla llegado el momento con fines extorsionadores.

Según esa noticia, el montaje contó con el conocimiento y aprobación del propio Sabiniano Gómez, y con la dirección de Enrique García Castaño, apodado "El Gordo", también comisario y mano derecha del polémico Villarejo.

Cuando Sánchez se casó y cuando alcanzó el liderazgo del PSOE, su suegro mantenía su negocio, según afirma Villarejo por escrito

A falta de detalles sobre este asunto, de plena actualidad por la decisión del PSOE de prolongar la "Comisión Kitchen" hasta finales de año por no haber alcanzado conclusiones al término del plazo inicialmente previsto con tope en este verano; no es la primera vez que los negocios de la familia política de Sánchez siembran la polémica y, cuando menos, ponen en duda el mensaje del líder socialista sobre la explotación sexual, condenada en genérico pero silenciada en su entorno próximo: no se conoce declaración alguna suya al respecto de la trayectoria de su suegro.

Un muerto en una de las saunas

Y es que, bien es cierto que sin ninguna relación directa del actual presidente con los hechos, las saunas de su suegro aparecen en sendas sentencias por hechos bien escabrosos: el derroche en ellas de dinero público a cargo de un concejal mallorquín condenado en 2009 por malversación y la trágica muerte de un fontanero, electrocutado en uno de esos locales a finales de los años 80.

"Desde luego en este ámbito la posición del Partido Socialista es muy clara, nosotros queremos abolir la prostitución. Es una asignatura pendiente", repitió por última vez Sánchez en una entrevista en TVE en septiembre de 2020.

Catorce años antes, cuando se casó con Begoña Gómez en una ceremonia civil en el Ayuntamiento de Madrid oficiada por la entonces portavoz municipal Trinidad Jiménez y rematada con un ágape en el Hipódromo madrileño, su suegro y los tíos de su esposa explotaban locales dedicados a ella.