| 18 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pablo Iglesias en su mitin en Valladolid
Pablo Iglesias en su mitin en Valladolid

El vídeo viral que ha desenmascarado a Iglesias y deja en evidencia a Sánchez

“Yo ya no soy político, puedo decir la verdad”, asegura el exlíder de Podemos, desvelando lo que hay detrás de la posición política de España en la crisis de Ucrania

| E. M. España

 

“Yo ya no soy político, puedo decir la verdad”, es la frase pronunciada por Pablo Iglesias este fin de semana en un mitin en Valladolid -donde el ex líder de Podemos ha ido al rescate de los suyos- que ha retumbado en toda España, especialmente en Moncloa, y que ha corrido como la pólvora por todas las connotaciones que tiene, en especial para la posición de Pedro Sánchez.

Iglesias no sólo está insinuando que él cuando era político mentía, o que lo hacen ahora desde el Gobierno de Pedro Sánchez del que él fue vicepresidente, sino que además desvela la verdad -su verdad- sobre lo que hay detrás de la posición de España en la crisis de Ucrania. Un conflicto en el que Podemos en general y el propio Iglesias en particular han mostrado su desacuerdo con la postura española de mojarse en favor de Estados Unidos y la OTAN.

“Hay una situación en términos geopolíticos muy grave. Hay una tensión militar entre EEUU y Rusia que es enormemente peligrosa, enormemente peligrosa”, introducía su speech Pablo Iglesias, para a continuación hacer una pausa y en un ataque de sinceridad soltar la bomba: “y yo ya no soy político, puedo decir la verdad…”.

Iglesias explica a continuación cuál es la verdad: para el hasta hace unos meses vicepresidente del Gobierno, Pedro Sánchez y su gabinete no son sinceros con el conflicto de Ucrania: “cuando escucháis a alguien decir que las relaciones internacionales es una cuestión de ideologías, no les creáis. La geopolítica va de intereses de estados y, eventualmente, de empresas vinculadas a esos Estados”, insiste.