| 01 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pedro Sánchez y Pere Aragonés.
Pedro Sánchez y Pere Aragonés.

Feijóo da un vuelco a la trampa de Sánchez para desenmascarar al resto del PSOE

Tras neutralizar la emboscada de Moncloa con el CGPJ y la sedición, Génova lanza un contraataque en toda regla para retratar a la cúpula socialista. Y para que sus barones se posicionen

| Marta Gómez Montero España

 

 

La dirección del PP está absolutamente convencida de que ha hecho lo correcto y ha defendido el interés general al impedir que Pedro Sánchez se saliera con la suya, negociando con una mano la renovación judicial y, con la otra, una rebaja del delito de sedición a la medida de ERC.

Y está igualmente persuadida de que, a partir de ahora, Moncloa va a "falsear el relato" para tratar de presentar a Feijóo como el "culpable" de una ruptura que es responsabilidad en exclusiva de Pedro Sánchez, como señalan en la dirección del PP.

Por eso, lejos de "achantarse", el Partido Popular, va a desplegar una estrategia integral para "retratar" a todos y cada uno de los dirigentes socialistas, desde presidentes autonómicos al alcalde del pueblo más recóndito de España cuando, además, faltan tan solo seis meses para unas trascendentales elecciones municipales y autonómicas.

La sensación de "alivio" que recorrió el PP después de que Feijóo decidiera que el pacto "con este PSOE" era inviable, se ve consolidada conforme se van conociendo los detalles y se extiende el convencimiento de que Sánchez ha dejado expedito el centro político libre al PP.

 

Para empezar, Génova ha dado instrucciones para que se presenten en los Ayuntamientos y Comunidades de todo el país mociones - todavía en fase de redacción- para que los socialistas voten, que "elijan", si están con la Constitución y el Estado de Derecho o por el contario "apoyan que el Código Penal se redacte en la sede de ERC o que Sánchez esté pactando con Carles Puigdemont en Waterloo una modificación que "abarate el delito de sedición" en nuestro país.

 

El portavoz del PP, Elías Bendodo, en su comparecencia de este lunes en Génova 13.

 

Y los populares no se van a quedar aquí, en cada rueda de prensa, comparecencia o debate público, van a emplazar al presidente de Castilla- La Mancha, Emiliano García Page, al de Aragón, Javier Lambán, al líder del PSOE en Madrid Juan Lobato o al candidato socialista al Ayuntamiento de Sevilla Juan Espadas, por citar sólo unos cauntos nombres, a que se posicionan sobre si apoyan la rebaja en el delito de sedicion que Sánchez ha pactado con sus socios.

 

En las filas populares no ha pasado desapercibido el boicot de la mayoría de los barones socialistas al acto conmemorativo del 40 aniversario de la victoria de Felipe González, precisamente para no salir en la foto con Pedro Sánchez.

Además van a pedir las comparecencias del propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; del ministro de Presidencia, Felix Bolaños, o de la titular de Justicia, Pilar Llop, por el papel que han jugado para "reventar" el pacto, como acusaba este lunes el que fuera negociador el PP, Esteban González Pons.

 

También van a estar muy atentos a si el Gobierno reactiva el proyecto de reforma de la ley orgánica para cambiar el método de eleccion de los 12 vocales que elije el Congreso. Es decir, que sea suficiente con una mayoría absoluta y no cualificada como hasta ahora, tal y como le exijen sus socios de Podemos. Dos partidos, Podemos y ERC, que a juicio del PP han sido también determinantes en esta ruptura.

Lejos de "achantarse", el Partido Popular, va a desplegar una estrategia integral para "retratar" a todos y cada uno de los dirigentes socialistas, desde presidentes autonómicos al alcalde del pueblo más recóndito de España

La sensación de "alivio" que recorrió el PP después de que Feijóo decidiera que el pacto "con este PSOE "era inviable, se ve consolidada conforme se van conociendo los detalles y se extiende el convencimiento de que Pedro Sánchez ha dejado expedito el centro político para el PP.