| 17 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Otegi, Aragonés y Junqueras en un acto de la campaña del 14-F.
Otegi, Aragonés y Junqueras en un acto de la campaña del 14-F.

Otegi exige derogar la Constitución para encajar los referéndum de independencia

"Caza mayor". El frente indepentista de la coalición Frankenstein ha visto en la debilidad del líder del PSOE una oportunidad histórica: la derogación de la Carta Magna de 1978.

| J.R.V España

Al igual que en esas gincanas del Dominó en el que una pieza va golpeando a otra hasta conseguir tumbar toda la cadena, el melón abierto por Pedro Sánchez con los indultos a los presos del 1-O y su "agenda del reencuentro" con Cataluña está destapando, una tras otra, las verdaderas intenciones del frente independentista que aupó al líder del PSOE al Palacio de la Moncloa en la moción de censura de la que este mes se cumplen precisamente tres años.

A la apuesta por el referéndum pactado a la escocesa que este lunes oficializó Oriol Junqueras, se suma -como ha informado ESdiario- la intención del PNV de relanzar este otoño su plan de reforma del Estatuto de Guernica para incluir el "derecho a decidir". Una reedición 2.0 del Plan Ibarretxe. Pero ninguna de las dos vías tiene encaje legal en la vigente Constitución.

 

Y en este marco, el tercer actor en discordia y tercera pata del frente separatista de la coalición Frankenstein, Bildu, ha salido a la palestra en estas convulsas horas, para destapar el verdadero objetivo de la alianza de facto que constituyeron hace meses Arnaldo Otegi y Oriol Junqueras: la demolición de la Carta Magna de 1978.

A este ambicioso plan le ha puesto forma la portavoz de Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, el día después de que Moncloa y Esquerra hayan destapado parte de su hoja de ruta. La mano derecha de Otegi en Madrid ha advertido de que si la Constitución "va a ser el traje que encorsete" la solución al "conflicto" en Cataluña, "habrá que cambiarla".

Es más, la portavoz batasuna ha explicado que si el marco jurídico constitucional vigente es un  obstáculo a los planes de habrá que "adecuarla a las necesidades de la mayoría social". "Si hay que modificar la legislación que impiden las aspiraciones de la mayoría de la sociedad, habrá que cambiarla. Es una cosa de sentido común", ha apostillado.

 

La fotografía de PSOE, Podemos, ERC y Bildu que convirtió a los de Otegi en interlocutor preferente de La Moncloa.

 

En un mensaje de presión a Moncloa y a Ferraz, Aizpurua ha exigido a Sánchez que apueste por un diálogo "honesto" y "sin miedo a las campañas constantes de la derechas reaccionarias" para atajar los problemas que tienen que ver con la "plurinacionalidad del país".

 

En el mercado persa en el que se ha convertido la política española tras el anuncio de los indultos ha terciado también el PNV. Su portavoz en el Congreso, Aitor Esteban, se ha felicitado de que "se abra de nuevo una posibilidad de diálogo y de posible apertura a encontrar soluciones políticas" a la carpeta catalana.

Respecto a esa eventual reforma constitucional para dar cobertura a un referéndum, Esteban ha admitido que el PNV podría formar parte de ese hipotético acuerdo, de alcanzarse. Una vez cruzada la línea roja desde Moncloa, todos buscan su sitio en el nuevo escenario que Sánchez se dispone a abrir.