23 de Febrero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Salvador Illa, ministro de Sanidad

Andalucía exige a Illa que permita confinar ya aunque les pase factura

Algunos líderes regionales ya no ven otra salida para parar la expansión del virus que no sea el encierro domiciliario, sin embargo, el Gobierno se niega a plantearlo.

| ESdiario España

Algunas comunidades autónomas ya se han quedado sin armas para frenar al virus. Sánchez dejó en sus manos la gestión de la pandemia, pero el decreto del estado de alarma aprobado el pasado mes de octubre tiene limitaciones que impiden que se gestione con total libertad. Por ello, ya piden al Gobierno que dé las herramientas necesarias para hacer frente al virus con garantías y poder decretar un confinamiento domiciliario si lo consideran oportuno. 

La última region en manifestarse ha sido Andalucía, que en boca de su vicepresidente, Juan Marín ha pedido a al Gobierno central que "deje a las comunidades" poder decidir sobre sus posibles confinamientos. "Que nos dejen hacerlo en Andalucía, estamos dispuestos a asumir ese desgaste", ha subrayado en una entrevista en Telecinco.

 Para el dirigente andaluz, el confinamiento es necesario en algunos lugares y ha advertido de que las normas en este sentido "deberían estar más claras y, al menos, que las comunidades pudieran implementarlas cuando fuera necesario" como sería para intentar frenar la tercera ola.

"Lo razonable sería contar con una norma y un plan nacional, pero eso no se va a producir. No hay ningún plan. ¿Qué nivel de contagios tiene que llegar para determinar si es necesario un confinamiento? El Gobierno está dejando de asumir decisiones que son muy difíciles, pero hay que tomarlas aún a riesgo de una pérdida de elecciones", ha señalado.

De esta manera, se suma a las peticiones ya realizadas por Murcia, Asturias y Castilla y León, para exigir al Gobierno que dote a las Comunidades de los recursos necesarios para confinar, algo que el Gobierno rechaza de pleno. 

De hecho, fue el propio Salvador Illa, el que aseguró que el encierro no es necesario, ya que,a  su juicio, "tenemos la experiencia de haber derrotado una segunda ola con una estrategia que ha funcionado. Si se aplica la misma estrategia, conseguiremos el mismo resultado".

Sin embargo, los datos no auguran lo mismo, ya que el Ministerio de Sanidad notificó 38.869 nuevos casos este miércoles, el máximo en un día diferente al lunes desde el inicio de la pandemia. El jueves se sumaban otros 35.878, el segundo dato más alto de la serie histórica. 

De esta manera, todo apunta a que la tercera ola, agravada con la llegada de la nueva cepa británica, mucho más contagiosa, está disparando la incidencia del virus a niveles del principio de la pandemia, por lo que cada vez parece más necesaria la adopción de medidas que frenen su avance.

De hecho, el llamamiento no solo llega desde las comunidades autónomas, sino que también el director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa, Hans Henri P. Kluge, ha pedido a los países europeos intensificar las medidas para evitar un colapso sanitario de consecuencias inimaginables.