| 25 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Isabel Díaz Ayuso
Isabel Díaz Ayuso

El 'milagro' de Ayuso que irrita a Sánchez para recaudar más con menos impuestos

La región es líder en aportaciones a la 'hucha común' pero su política impositiva sigue siendo criticada por la izquierda que conspira para imponer cambios.

| Manuel Villa España

La armonización fiscal que tanto pregona el Gobierno y que exigen sus socios de Podemos junto a los independentistas, dejan entrever un intento de evitar la política impositiva que tan buen resultado está dando en Madrid.

La presidenta madrileña no se cansa de defenderse ante todos los ataques que recibe desde la izquierda y que le acusan de 'dumping fiscal', pero ella siempre responde lo mismo, que no permitirá que se suban los impuestos a los madrileños, y que sean los demás los que apuesten por una rebaja fiscal que ha permitido aumentar los ingresos de la región.

Además, hay que añadir, que Madrid sigue siendo la comunidad autónoma que más dinero aporta. Tal y como ya publicó Esdiario, tal y como se refleja en el último informe de financiación autonómica publicado por Fedea, Madrid aportó 4.004 millones a la "hucha común", el llamado Fondo de Garantía de los Servicios Públicos Fundamentales.

 El Fondo de Garantía tiene como objetivo poner a disposición de las Comunidades Autónomas los recursos necesarios para que puedan financiar de forma homogénea los servicios públicos fundamentales que prestan a sus ciudadanos, como la sanidad, la educación o los servicios sociales.

Frente a ello, solo Cataluña y Baleares aportan algo a este fondo, mientras que la Comunidad Valenciana sí que recibe dinero en lugar de aportarlo, pese a que fue la cuarta economía regional del país en 2019 y se estima que ocupe el mismo puesto cuando se cierre la liquidación de 2020. Solo Madrid, Cataluña y Andalucía están por delante.

Pero además, esto es posible gracias a que, a pesar de su baja presión fiscal, sigue estando aumentado año tras año su recaudación. De hecho, la Comunidad de Madrid cerró el ejercicio de 2019 con un aumento del 3,9% en la recaudación de los impuestos de gestión autonómica, el mismo año en el que entraban en vigor nuevas deducciones en estos tributos.

Recaudar más con menos impuestos

Así, el Gobierno de Ayuso desmonta el mantra de que para recaudar más hay que subir impuestos, ya que con la política fiscal madrileña, tal y como relató el responsable de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, ha cosechado precisamente todo lo contrario, pues en 2019 los madrileños ya pudieron aplicarse las nuevas bonificaciones en el impuesto de Sucesiones y Donaciones en 2019 para tíos, sobrinos y hermanos y, a cierre del ejercicio, se recaudaron un total de 508 millones de euros, lo que supone un incremento del 23,5% con respecto a 2018, lo que supone 97 millones más que el año anterior.

De la misma forma ocurrió con el resto de impuestos gestionados por la Comunidad, como Transmisiones Patrimoniales, que registró un aumento en la recaudación de 48 millones, lo que supone una subida del 4,4%, hasta alcanzar los 1.156 millones de euros, pese a la menor actividad registrada en el sector inmobiliario.

Además, también en los grandes impuestos (IRPF, IVA y los Impuestos Especiales) Madrid sigue estando en lo más alto, ya que aportó 87.877 millones de euros al Estado. aportó 87.877 millones de euros al Estado. De hecho, Ayuso es la que más recauda de España por el tramo autonómico del IRPF y, además, donde más aumentó la recaudación.

 Sin embargo, desde la izquierda, se sigue denostando una y otra vez el sistema impositivo de Ayuso. Desde Podemos, se insiste una y otra vez en la necesidad de dicha armonización fiscal, algo que se tratará bien en los nuevos presupuestos o a través de una normativa paralela.

De hecho, el diputado de Unidas Podemos, Javier Sánchez Serna, dejó claro una de las prioridades de su partido es actuar contra el "dumping fiscal" de Madrid, que actúa como un "paraíso fiscal para ricos" empadronados en esta región para "eludir" impuestos de otras comunidades, y un problema "serio" para el país.

También el presidente valenciano Ximo Puig se embarcó en una dura campaña contra Ayuso, con la que sigue arreciando. De hecho, hace tan solo unas semanas, en un desayuno de Europa Press, acusó, de nuevo, a la Comunidad de Madrid de haber emprendido un "procés invisible, que está fracturando a España". De hecho, denunció lo que él considera "competencia desleal" por parte de Ayuso, porque "atrae bases imponibles de otros territorios" con sus rebajas fiscales "afectando a su recaudación".