| 25 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

Sánchez consuma el “hundimiento demográfico” español con la peor tasa del siglo

El Gobierno firma una tasa de nacimientos en 2021 que fue "la más baja en toda la historia" del país; mientras, Sánchez se niega a “copiar” medidas como el “Plan de Natalidad” de Ayuso

| Miguel Centeno España

Pedro Sánchez no solo está hundiendo la economía de España, según los últimos datos económicos recopilados, en los que se aprecia que nuestro país tiene la peor tasa de crecimiento de la eurozona, la inflación subyacente más acusada y donde peores cifras de desempleo se están registrando. Ahora, el líder del Ejecutivo firma el peor dato demográfico de la historia de España. 

Y es que la tasa de nacimientos en 2021 fue "la más baja en España en siglos y, posiblemente, la más baja en toda la historia" del país, según advierte el último informe elaborado por el Observatorio Demográfico CEU, adscrito a la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación de la Universidad CEU San Pablo, y dirigido por el expresidente de la Comunidad de Madrid Joaquín Leguina.

"Cuando empezó el confinamiento a causa de la pandemia, cundió en los medios y en las redes sociales la hipótesis-chascarrillo de que a los nueve meses habría un 'baby boom', al estar las parejas más tiempo en casa", ha explicado el coordinador del Observatorio, Alejandro Macarrón. Sin embargo, precisa que "lo realmente ocurrido es que a los 8 a 10 meses del inicio del confinamiento no hubo aumento en los nacimientos, sino lo contrario, empezando por caídas interanuales del 9,7% en noviembre de 2020, que se intensificaron hasta el 19,7% en diciembre de 2020, y al 21,2% en enero de 2021”.

Un estudio que pone encima de la mesa datos gravísimos, mostrando que, a finales de 2021, el 20% de la población de España tenía 65 años o más, porcentaje que ascendía al 22% entre los nacidos en el país. Las personas con 80 años o más eran el 6%, porcentaje que subía al 7% entre los españoles autóctonos. La edad media de la población era de 44 años, y 46 la de los españoles autóctonos, 13 años más que al comienzo de la Transición (1976). En contraste, la población infantil y juvenil cada vez tiene menor peso en el total, según advierte el Observatorio.

Menos niños españoles, más empadronados del extranjero

Dicho informe destaca además que, en los últimos diez años, la población de origen extranjero empadronada en España ha aumentado un 11%, aunque no en el caso de los europeos no españoles, que en este intervalo han mermado un 20%. Los asiáticos de origen son ahora un 24% más; los africanos, un 24% más, y los americanos, un 36% más (un 90% hispanoamericanos).

"Son este último grupo, y en especial sus niños y jóvenes, quienes más deberían preocuparnos, porque de su integración social depende su futuro y el nuestro. Sin embargo, de sus sistemas de promoción, de su llegada a las universidades y de su evolución nadie parece preocuparse", ha valorado el coordinador del Observatorio.

Sánchez se niega a "copiar" a Ayuso

Y es que, a pesar de la gravedad de las cifras, Pedro Sánchez se niega a implantar una política que fomente la natalidad entre la población joven, y parece que opta simplemente por la inmigración y la población extranjera que venga con relevo generacional a nuestro país. Una estrategia cortoplacista, según los expertos. 

Pero desde Moncloa tampoco copian planes de natalidad de otras regiones, como el implantado por la Comunidad de Madrid. Y es que Ayuso anunció a principios de año que la Comunidad de Madrid pondría en marcha un plan de fomento de nacimientos en la región con un grupo de 80 medidas que se acompañan de una inversión superior a los 4.800 millones de euros para los próximos cinco años. 

“Tenemos que volver a vivir en Madrid un baby boom y recuperar la cifra de 75.000 nacimientos anuales que se registraron de media en la región entre 2007 y 2011, además lograr el nivel de nacimientos que garantice el reemplazo generacional, es decir, poco más de dos hijos por mujer”, explica la presidenta madrileña.

“Madrid es una de las mejores regiones del mundo para vivir, esto lo dicen números rankings. Sin embargo, este bienestar no se va a sostener en el tiempo si no somos capaces de ver que cada vez vamos a estar más solos y que las personas vamos a comenzar a perder apoyo emocional”, ha defendido Díaz Ayuso, quien ha añadido que “no queremos un país deshumanizado donde solo vivimos entregados a lo material”.

Y es que en su opinión, “España y Europa tienen un verdadero problema demográfico que si no revertimos nos provocará otros muchos y muy graves problemas a medio y largo plazo”. “Este este tema no está en las agendas políticas de casi ningún gobierno ni la Unión Europea destina el tiempo y los recursos necesarios para revertir esta preocupante tendencia”, ha considerado. Por ello, ha explicado, la Comunidad de Madrid se ha puesto a analizar la situación y ha trabajado en esta Estrategia.

Son 80 medidas que se vertebran en torno a tres ejes estratégicos: Apoyo a la natalidad; protección a la maternidad y paternidad; y conciliación de la vida laboral, familiar y personal. Estas últimas se distribuye, a su vez en seis líneas de actuación, que incluyen, entre otros puntos, ayudas directas y beneficios fiscales al nacimiento y a las familias; iniciativas para el desarrollo de una carrera laboral compatible con el cuidado de los hijos; e iniciativas para facilitar el acceso a la vivienda.