08 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Elisa García Grandes, junto con sus padres.

La historia de Elisa, la hija de Almudena Grandes que se presenta con Falange

La hija de Almudena Grandes y Luis García Montero, que fue candidato de IU y trabaja para Sánchez, da el disgusto en casa y competirá en las urnas vestida con una "camisa azul".

| Camilo Novo España

Se llama Elisa García Grandes e intentará entrar en la Asamblea de Madrid el próximo 4 de mayo, junto a Isabel Díaz Ayuso, Pablo Iglesias, Ángel Gabilondo o Rocío Monasterio. Su nombre no diría gran cosa de no ser por una matiz importante: su padre fue candidato de IU en otras Elecciones Autonómicas; su madre es una de las columnistas más con contundentes contra la derecha... y ella, pese a esos antecedentes familiares, será candidata de Falange.

La madre, Almudena Grandes, es la musa literaria de la izquierda española, y frecuentemente autora en El País de columnas donde vierte toda su visceralidad contra los que no piensan como ella. Fue la misma que no tuvo reparo en decir, durante la presentación de uno de sus libros, que "fusilaría cada mañana a "dos o tres voces" que le "sacan de quicio". 

El padre es otro  icono del progresismo, el cual no dudó en dar el paso de participar activamente en política como candidato de Izquierda Unida a la presidencia de la Comunidad de Madrid en 2011 con un demoledor resultado para la formación. Pero tuvo premio, años después. En 2018, Pedro Sánchez lo puso al frente del Instituto Cervantes.

Lo que no podían imaginar estos últimos, ni sus amigos ni admiradores, es que su progenie se iba a rebelar ideológicamente contra sus propios padres. Eso es lo que ha pasado con Almudena Grandes y Luis García Montero: su hija se ha rebelado en grado máximo, hasta el punto de abrazar el falangismo.

 

Hace tan sólo unos meses saltaba la sorpresa, al difundirse  un vídeo en el que Elisa García Grandes pronunciaba una conferencia titulada Nacional Sindicalismo. ¿Por qué en España? Y nada menos que en la sede de la Hermandad Nacional de la Vieja Guardia de la Falange.

"El nacional sindicalismo es vida. Tanto es vida que estamos dispuestos, como tantos camisas azules, a sembrar con sus propias vidas la voluntad del imperio, una vida para la patria", afirmó la joven durante la conferencia.

 

 

Nacida en 1997, la "camarada Elisa", como la presentan en la organización fundada por José Antonio Primo de Rivera, estudiante de Filosofía e Historia y correctora editorial; la hija de Almudena y Luis representa todo lo que sus padres fustigan en público. Aunque a ella no parece importarle y es capaz de ensalzar la "lucha por la esencia de España" de Onésimo Redondo y presentarse a sí misma como "nosotros, los falangistas".

Paso al frente

En estos últimos días, la sorpresa ha sido doble para Grandes y García Montero, pues Falange ha confirmado que su hija irá de número 4 en la lista de  Falange Española de las J.O.N.S. para las elecciones a la Comunidad de Madrid del próximo 4 de mayo. Una cruel ironía para sus padres, que quizá no hayan logrado traspasarle sus rotundas ideas, resumidas en otra frase de la escritora que al parecer no ha calado en su hija.

 

La pronunció Almudena Grandes en la presentación de su libro "Corazón helado", en ese tono de caricatura guerracivilista que suele utilizar contra una derecha que, en su versión más radical, tiene subyugada sin embargo a su hija:

"Estamos en un país en el que la derecha española recuerda más a la de la II República que a la del franquismo, donde vuelve a reclamar el derecho a gobernar por gracia divina", dijo en marzo de 2007, cuando Elisa solo tenía diez añitos. Tres lustros después, sus progenitores siguen pensando y diciendo lo mismo, pero ella ha abrazado el "nacionalsindicalismo" y no parecer querer soltarlo.

"Brillante. Este vídeo representa la mejor venganza hijo-padres que he visto nunca. Parece casi una historia mitológica griega versión postmoderna". Es el comentario de uno de los seguidores de la conferencia que Elisa dio en los "Viernes Culturales" de la Falange el pasado diciembre, y tal vez resuma como nada la paradoja que se vive en casa de Luis y Almudena.