| 01 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Alberto Núñez Feijóo con Paco Núñez, líder del PP en Castilla La Mancha
Alberto Núñez Feijóo con Paco Núñez, líder del PP en Castilla La Mancha

El PP se marca Castilla-La Mancha como prioridad animado por los sondeos

Una nueva encuesta pone la región al alcance de los populares y al borde del sorpasso al PSOE en unas elecciones autonómicas, así como ganador en todas las provincias en las generales

| E. M. España

El PP tiene el próximo mayo de 2023 entre sus prioridades electorales varias comunidades autónomas que desde la calle Génova consideran que tienen el caldo de cultivo necesario para que haya un vuelco hacia la derecha. Además de conservar y mejorar resultado en regiones como Madrid o Murcia, o recuperar la Comunidad Valenciana, en el PP empiezan a ver como factible hacerse con una de las joyas de la corona socialista: Castilla-La Mancha.

La comunidad, históricamente gobernada por el PSOE -lo ha hecho toda la democracia salvo los cuatro años de María Dolores de Cospedal- se ha convertido sin embargo en una de las regiones donde los sondeos están mostrando mayor crecimiento de la derecha y un desgaste del PSOE, que perdería su actual mayoría absoluta, colocándola como objetivo número uno para Génova.

 

El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, en un desayuno informativo en Albacete, ha vuelto a señalar que el PP cuenta con encuestas de intención de voto que apuntan a una victoria de los populares en las cinco provincias de la región en el caso de elecciones generales.

Si se produjeran elecciones autonómicas, los sondeos señalan que el PP estaría a 1,7 puntos de dar el sorpasso al PSOE a nivel autonómico, si bien aunque esto no se produjera habría igualmente cambio de gobierno ya que la suma de PP y Vox sería superior a la de los socialistas, que perderían su mayoría absoluta.

 

No es la primera vez que encuestas, tanto internas como publicadas en medios de comunicación, dan en Castilla-La Mancha un vuelco electoral a favor del PP. Hace unos meses la suma de los populares y de Vox sobrepasaría en 4 diputados a la del actual presidente, Emiliano García-Page, y llevaría al popular Paco Núñez al gobierno de Castilla-La Mancha.

El propio presidente socialista actual, Emiliano García-Page, incluso llegó a ver con buenos ojos la propuesta de Alberto Núñez Feijóo de que gobierne la lista más votada, un mensaje que muchos interpretaron como un temor a que una suma del PP con Vox supere a los socialistas.