| 24 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

Sánchez se queda solo al no ofrecer un 'plan b' tras decaer el estado de alarma

Los socios parlamentarios del Gobierno esta vez le han dado la espalda. La evidente inacción del Ejecutivo ha hecho imposible que sus socios siguieran respaldándole.

| A. Jiménez España

Los socios de Sánchez se han rendido a la evidencia. La inacción del Gobierno a la hora de atajar la pandemia y buscar una estabilidad jurídica que respalde las medidas de las Comunidades Autónomas han terminado por dejar al presidente del Ejecuto solo. Ni los más fieles le respaldan.

De hecho, todos los que en algún momento han servido de 'muleta' del Gobierno para sacar a delante sus leyes e incluso para ampliar los sucesivos estados de alarma han dicho basta a la "inacción" de un Ejecutivo que se ha desentendido y ha dejado en manos del Supremo la decisión última sobre la legalidad de las medidas a adoptar por cada región provocando el "caos".

 Mientras que ERC y Bildu le echa en cara que haya incumplido su compromiso de plantear una alternativa jurídica, el PNV le ha advierte que "vaya tarde" si quiere hacerlo ahora, y Más País y Compromís le piden que explore la posibilidad de un nuevo estado de alarma de desescalada.

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha vuelto a criticar por "irresponsable" que el Gobierno anunciara hace semanas la finalización del estado de alarma sin poner encima de la mesa nuevas medidas para proteger a la ciudadanía frente a la pandemia, como así se comprometió a hacer. "No se puede pasar de 0 a 100 así", ha dicho el independentista catalán.

Además, ha criticado la falta de toma de decisiones por parte del Gobierno durante estas semanas asegurando que todo se debía a su intención de no naufragar en las elecciones madrileñas, como finalmente ocurrió.

Los socios de Sánchez dicen que el Gobierno se "lava las manos" ante el "caos" que él mismo ha provocado

Por su parte, la representante de Bildu, Mertxe Aizpurua, también ha criticado la "inacción" de unas y otras administraciones tras el fin del estado de alarma lo que a su juicio, está provocando, como ya preveía, "caos" e "incertidumbre" entre la ciudadanía.

Junto a ellos, líder de Más País, Íñigo Errejón, ha reclamado al Gobierno que deje de "lavarse las manos" ante el "caos" por la falta de estrategia nacional ante el Covid-19 y que explore la opción de declarar un estado de alarma que permita transitar a una "desescalada" de cara al verano. "Es lo lógico", ha añadido su socio electoral de Compromís, Joan Baldoví.

Es necesario un 'plan b'

También desde el PNV han cuestionado que el Gobierno haya hecho caso omiso a la propuesta de su partido de mantener al menos dos meses más el estado de alarma para que las comunidades autónomas pudieran contar con el paraguas jurídico adecuado en el caso de tener que tomar medidas, y ha advertido de que ya "se va tarde" si pretende cambiar ahora la legislación ordinaria. "¿Cuánto vamos a tardar? Si volamos, un mes", ha planteado.

El nacionalista vasco intuye que detrás de la decisión del Gobierno de poner fin al estado de alarma hay "razones económicas" pero cree que ha cometido un "error" al no promover un 'plan b' jurídico porque el hecho de prolongar el estado de alarma no significaba necesariamente mantener la limitación de movilidad o el toque de queda.

Un plan B que el PP propuso hace meses y que el Gobierno ha despreciado de forma constante. "Pedro Sánchez está instalado en 'el no es no", han sostenido los 'populares', que han acusado al presidente del Gobierno de "agravar el caos en vez de aportar soluciones".

Sin embargo, Sánchez ha insistido este martes en  que "el estado de alarma es el pasado" y que las Comunidades Autónomas ya cuentan ya con las herramientas suficientes para hacer frente a la COVID-19. "Hay que mirar al futuro y el futuro se llama vacunación, vacunación y vacunación", ha zanjado.