23 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Pedro Sánchez.

El PP abochorna a Sánchez por lavarse las manos ante la segunda oleada del virus

Cuca Gamarra asegura que la coalición PSOE-Podemos es un "Gobierno desaparecido" que "genera miedo" entre los españoles.

| Nando del Conde España

El 12 de marzo de 2020, pasados ya los fastos masivos del 8-M, un cariacontecido Pedro Sánchez comparecía desde la Moncloa para anunciar una serie de medidas que tendría su colofón, un día después, con el anuncio de la entrada en vigor del estado de alarma desde el 14 de marzo, y con ello el confinamiento de millones de españoles en sus casas y un histórico frenazo de la economía, como no se recordaba desde la Guerra Civil.

El presidente del Gobierno admitió entonces, por primera vez públicamente, que "nuestro país y el mundo se enfrenta a una emergencia sanitaria con múltiples consecuencias económicas y sociales". Las cifras oficiales proporcionadas por el Ministerio de Sanidad no llegaban a anticipar ni por asomo el drama que se avecinaba: ese día el recuento iba por 2.968 contagios de coronavirus confirmados y 84 fallecidos. Muy lejos de los 413.000 casos que hay hasta este 26 de agosto y de los casi 50.000 fallecidos, aunque el Gobierno sólo reconoce oficialmente que han muerto poco más de 28.000.

 

"La obligación del Gobierno es gobernar. Y gobernar significa decidir", dijo ese 12 de marzo Pedro Sánchez.

Una postura que difiere con la ofrecida este pasado martes, 25 de agosto, en la que un bronceadísimo inquilino de La Moncloa dejó un único gran titular tras una hora y media de rueda de prensa: Ahora, el Gobierno, no gobierna porque ha decidido no decidir.

Sánchez, que no quiere quemarse políticamente ni un ápice ante la segunda ola del coronavirus que se ha instalado en España durante el verano, ha puesto en manos de las comunidades autónomas la posibilidad de aplicar el estado de alarma en "todo o en parte de su territorio". Serán los presidentes autonómicos los que tengan que defender en el Congreso la idoneidad de esta medida excepcional recogida en la Constitución de 1978.

A nadie se le escapa la sensación de encerrona que sentiría, por ejemplo, la jefa del Ejecutivo madrileño, Isabel Díaz Ayuso -la más perseguida por el Gobierno de Pedro Sánchez por haber osado criticar la gestión que el Gobierno central ha hecho de la pandemia- si tuviera que acudir a la carrera de San Jerónimo para pedir dicho estado de alarma. Sería utilizado por la izquierda madrileña para azuzar su campaña contra Ayuso, que pasa por una moción de censura de la que tratan de convencer a Ciudadanos.

Ante esta falta de decisión por parte de Sánchez, la portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Cuca Gamarra, ha arremetido contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por "renunciar al liderazgo" que debe asumir ante la crisis del Covid-19 y reducir las opciones frente a la pandemia a "estado de alarma o la nada", algo que ha calificado de "cobardía política".

"Lo que esperaban ayer los españoles era un presidente del Gobierno y lo que dijo Sánchez a los españoles es que no va a ser el presidente del gobierno, que recibirá su nómina pero no va a ejercer las competencias que tiene ni su responsabilidades", ha afirmado en declaraciones a Antena 3.

Y es que Gamarra ha lamentado que los españoles, ante una situación tan complicada como la crisis actual, no encuentran un "liderazgo que solo puede ejercer el presidente del Gobierno", quien se "lava las manos" y traslada la responsabilidad a las comunidades.

Para la portavoz del PP en el Congreso el problema radica en que Sánchez y el Gobierno han reducido todo "a estado de alarma o nada". "No podemos estar en confinamiento o nada, tiene que haber estados intermedios", ha añadido.

"Queremos coordinación"

Además, Gamarra ha precisado que el estado de alarma es un mecanismo "excepcional" y Sánchez se ha "inventado" un nuevo procedimiento al trasladar a los presidentes autonómicos la facultad de solicitarlo, cuando la ley actual pauta que debe pedirlo el presidente del Gobierno.

La portavoz popular ha ahondado que el mando único del que tanto se habla "lo tiene el gobierno" con toda una serie de competencias que debe ejercer. "Queremos coordinación (...) Queremos un gobierno que lidere", ha afeado a Sánchez, que ha renunciado a "tirar del carro" ante la crisis del Covid-19.

En contraposición, Gamarra ha trasladado que su formación ya ha planteado la opción de acometer reformas legislativas con el despliegue de medidas "flexibles" para el Estado y las comunidades autónomas, que ayuden a combatir la pandemia hasta lograr una vacuna que venza al virus, algo que "ningún político puede hacer por mucho ego que tenga Sánchez".

Por tanto, ha reiterado que tiene que haber otros instrumentos frente a la dicotomía de "limitar derechos o no hacer nada" y que en el contexto actual "hace falta dotarse de un plan B jurídico", aspecto que lleva solicitando el líder del PP, Pablo Casado, desde el mes de mayo.

El Gobierno está "desaparecido" y genera "miedo"

De hecho, ha asegurado que en este punto "han tendido la mano" al Gobierno y que sus "diputados están ahí" para confeccionar nuevos instrumentos "constructivos" en el plano normativo.

 

Sobre la inminente vuelta al cole, Gamarra ha censurado que el Ejecutivo esté "desaparecido" en lugar de pautar unas "reglas claras", quebrando así el primer eslabón de la cadena de confianza que necesitan los españoles. Todo ello genera "miedo" y "desconfianza".