26 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Carles Puigdemont

El Gobierno ultima una reforma para ayudar al fugado Carles Puigdemont

El expresidente catalán sigue huido en Bruselas, pero en el caso de volver puede encontrarse con una grata sorpresa gracias al Ejecutivo de Sánchez.

| A. J, España

El Gobierno va dando los pasos necesarios para congraciarse con el independentismo catalán. Una nueva reforma podría beneficiar de forma muy notable al expresidente Carles Puigdemont si finalmente regresa a España y es juzgado y condenado por el procés.

Lo ha anunciado el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, que en una entrevista en TVE ha reconocido que "calendario normativo establece" que la reforma de los delitos de sedición y rebelión se efectuará "antes de final de año", por lo que esa adecuación del tipo afectaría al expresidente de la Generalitat si fuese finalmente juzgado.

 "El no está condenado, por lo tanto a su condena no afecta. Pero si puede ser juzgado, es una nueva normativa y claro, sí se podrían realizar las calificaciones con ese articulado", ha explicado Campo, de forma que en el caso de que llegue a abrirse esa causa, Puigdemont se vería claramente beneficiado por las modificaciones que pretende impulsar el Gobierno.

Estos cambios en el articulado fue uno de los compromisos de Sánchez con los independentistas en el marco de las negociaciones por al investidura y este mes de septiembre reiteró su "compromiso firme" de llevar a cabo esta tarea, argumentando que "algunas sentencias" de Estrasburgo, "nos han dicho cuáles son los déficits de nuestro Código Penal cuando hablamos de este tipo de delitos. Incluso la sentencia del Tribunal Supremo hace referencia al ello y nuestro compromiso es actualizar, modernizar y revisar estos delitos vía modificación del Código Penal", dijo entonces el presidente del Gobierno.

De esta manera, en el más que probable caso de que el Parlamento Europeo levante la inmunidad de Puigdemont y sea juzgado en España por su participación en el procés se beneficiaría de la relajación que pretende imponer Sánchez para estos delitos.

 

El futuro de Oriol Junqueras también está pendiente de la decisión del Gobierno

 

Por otra parte y respecto a los indultos a los presos soberanistas que el Gobierno tiene encima de la mesa, el ministro de Justicia ha asegurado que "la medida del derecho de gracia es una medida muy excepcional".

Así, no ha querido pronunciarse acerca de la decisión que tomará el Ejecutivo al respecto y que permitiría a Oriol Junqueras y al resto de los condenados por el procés salir de prisión, siendo perdonados. "El Gobierno no es proclive a que se concedan los indultos o no. Lo que es proclive es a dar cumplimiento a la ley que dice que cualquier persona tiene derecho a solicitar un indulto y a ser evaluado con los informes que se emiten por el tribunal sentenciador, instituciones penitenciarias, la Fiscalía... y después se hace una propuesta del ministro de Justicia que se debate en el Consejo de Ministros", ha explicado.

De esta manera, habrá que esperar a la decisión del Ejecutivo acerca del futuro de los secesionistas condenados y ver si finalmente el precio del apoyo a los presupuestos es tan alto como para sacar a Junqueras y sus socios de la cárcel.

Espera que haya "fumata blanca" en la renovación del CGPJ

Por otra parte, Campo, ha asegurado que existe "un gran deseo" de que en los primeros días del mes de diciembre, coincidiendo con el Día de la Constitución, pueda haber "fumata blanca" con la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Por el momento "no hay acuerdo" con el PP para desbloquear la renovación, ha explicado, "pero sí una esperanza razonable de que en poco tiempo podamos tener la renovación del CGPJ y del TC, dando cumplimiento al mandato constitucional", ha señalado.

Por eso, dice que el presidente del Gobierno Pedro Sánchez, congeló la proposición de ley para modificar el sistema de elección del CGPJ que había encendido a todos los estamentos legales y también a Europa, por la injerencia política que esto suponía.  "Cuando se dice eso es porque se está esperando para que haya fumata blanca.", ha asegurado.

Sin embargo, Campo ha dejado claro que "si no se cumple la ley" y no se llegan a acuerdos con el único partido que garantiza "los tres quintos" necesarios para acometer la renovación, la responsabilidad del Ejecutivo es hacer que "la democracia avance" .

Malestar en el PP por las palabras de Campo

Sin embargo, las palabras del ministro no han sentado bien en el seno de los populares y el portavoz de Justicia del PP en el Congreso, Luis Santamaría, ha cargado duramente contra Campo por actuar como "correveidile del separatismo" con su reforma de los delitos de sedición y rebelión.

A su entender, el titular de Justicia se deja "utilizar" por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias tanto para "okupar el Poder Judicial" como para "pagar el peaje de la reforma del Código Penal" con el fin de lograr el apoyo de los independentistas a los Presupuestos Generales del Estado.

"Campo solo es un peón del plan urdido por Sánchez e Iglesias para okupar el Poder Judicial", ha asegurado el portavoz popular. Según ha agregado, el servicio público de Justicia "no le interesa" al presidente del Gobierno y su ministro "calla, genuflexa al Estado y doblega la dignidad de los españoles".