| 21 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Sánchez, este lunes atendiendo a los medios en Atenas.
Sánchez, este lunes atendiendo a los medios en Atenas.

Sánchez desautoriza al ministro de Justicia para no dar su brazo a torcer al PP

El presidente no se mueve pese a las polémicas escenas del día después al fin del estado de alarma. Endosa de nuevo a las autonomías gestionar el lío jurídico. Y habla por primera vez del 4M

| J.R.V España

El presidente del Gobierno ha contribuido a alimentar la ceremonia de la confusión después de los botellones del fin de semana y de que el ministro de Justicia dijera este lunes una cosa y la contraria -con diferencia de unas horas- a propósito de posibles cambios legales tras el estado de alarma.

La secuencia la inició Juan Carlos Campo a primera hora con un artículo en El País en el que dejaba la puerta abierta a impulsar medidas legales para devolver un criterio común a los presidentes regionales y aliviar al Tribunal Supremo de la carga de tomar las decisiones unificando doctrina. Horas después, el ministro de Política Territorial, Miquel Iceta, desmintió a Campo. Este, poco después, se automatizó en Al Rojo Vivo.

Y en este guirigay ha hablado por fin Sánchez. Desde Atenas, el presidente del Ejecutivo ha zanjado la polémica sin dar un solo paso al frente. "Las comunidades tienen los instrumentos y sobre todo lo que tenemos es un proceso de vacunación que se va acelerando". Porque ése ha sido el mensaje que el socialista ha querido trasladar una vez más: el del avance de la inmunización, que se atribuye como propio.

"El Gobierno de España tiene claro que ahora mismo todas las comunidades autónomas tienen los instrumentos suficientes para hacer frente", ha enfatizado, para subrayar que durante los seis meses del estado de alarma se ha acumulado un "acervo" y se ha dado "cobertura jurídica" a decisiones difíciles que se han tenido que "tomar entre todos".

Así, ha preferido recalcar que en 100 días se alcanzará el objetivo de que el 70 por ciento de la población adulta esté vacunada y que este lunes se llegará a los 6 millones de personas que habrán recibido las dos pautas. "Estamos ante un momento muy esperanzador de lograr la inmunidad de grupo. Ése es el objetivo en el que tenemos que estar todos, comunidades autónomas y Gobierno", ha sostenido.

En cuanto a las imágenes de celebraciones y aglomeraciones que se vieron el sábado por la noche una vez que venció el estado de alarma, Sánchez ha sostenido que "no podemos bajar la guardia" pese a que la "vacunación está yendo muy bien". "El virus sigue circulando y tenemos que preservar todas las medidas de seguridad".

 

Sánchez, este lunes en Atenas junto al primer ministro griego.

 

En esa misma comparecencia ante los periodistas que le acompañan en su viaje a Grecia, Sánchez se ha referido por primera vez al batacazo electoral del PSOE en el 4-M. Tampoco en este asunto ha habido autocrítica. Tras reconocer que los resultados han sido "rotundamente malos" ha defendido que sea todo el partido el que debe "aprender de los errores con humildad".

"El PSOE tiene una gran oportunidad de aprender, pero no olvidemos una cosa, se va a votar antes en las elecciones de Madrid de mayo de 2023 que en las elecciones generales, y por tanto, el Gobierno en lo que está es en lo importante, quedan 32 meses y lo que queremos es superar la pandemia", ha afirmado.