08 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Albert Boadella

Boadella advierte a los indepes que si se va de Cataluña "no será por ellos"

El actor y dramaturgo lleva años denunciando la labor de adoctrinamiento que llevan haciendo los soberanistas en Cataluña desde hace décadas.

| ESdiario España

El actor y dramaturgo español y denominado presidente de Tabarnia, Albert Boadella, volvía a plantar cara al independentismo al exigir la actuación inmediata del Gobierno ante la situación que se está viviendo en Cataluña.

Boadella aseguró entonces que, para él, "la solución es la aplicación de las leyes al máximo y cortar el adoctrinamiento pero ya, desde parvularios, escuelas e institutos, y en los medios públicos.No puede ser que haya una televisión tremendamente golpista pagada por los españoles, por lo tanto la primera intervención es ésta y luego hacer lo posible en tema político, y si no se llega a un acuerdo aplicar la suspensión autonómica".

 El dramaturgo ya avanzó en 1981 en una obra suya sobre el gurú de Puyol, lo que está ocurriendo en la actualidad en Cataluña. "Ya pude prever todas las circunstancias que pasan ahora, nadie quería verlo, no hubo interés en el gobierno central, y encima el Estado cedió competencias a las comunidades autónomas, como la educación, que es una monstruosidad, se cedió una policía, que a veces va en contra del Estado, y así estamos en una situación descerebrada ahora", ha señalado Boadella.

Esta posición de haberse convertido en el 'enemigo público número uno' del independentismo en el ámbito cultural le ha valido a Boadella vivir una especie de infierno en su propia tierra natal.

Tal y como ha revelado a Cristina López Schlichting en Fin de Semana de COPE -donde ha sido entrevistado para hablar de su nueva obra en los Teatros del Canal, un musical sobre la vida de María Callas- Boadella ha dejado claro que no se va a dejar amilanar por los fanáticos independentistas catalanes.

"Si algún día me marcho de aquí será porque me apetece, no por obligación. Sé que no gusto a los independentistas, pero no me voy a ir por ellos. En todo caso soy muy pesimista, dudo de que el constitucionalismo pueda tener mayoría", ha asegurado el dramaturgo.