| 19 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La jefa de gabinete de Marlaska, este viernes al salir del juzgado.
La jefa de gabinete de Marlaska, este viernes al salir del juzgado.

Un alto cargo de Interior endosa el "caso Ghali" a Laya para salvar a Marlaska

La investigación por la entrada irregular en España del jefe del Polisario se ha reanudado este viernes con la declaración de la jefa de gabinete del ministro del Interior.

| Miguel Blasco España

El Gobierno endosa toda la responsabilidad del caso Ghali ante los tribunales a la defenestrada ministra de Exteriores, Arancha González Laya. Y la jefa de gabinete de Fernando Grande-Marlaska, que ha desfilado este viernes por los juzgados en calidad de testigo, lo ha demostrado para salvar cualquier responsabilidad de su jefe, también en el disparadero en este escándalo.

La jefa de gabinete del Ministerio de Interior, Susana Crisóstomo, ha asegurado al titular del Juzgado de Instrucción Número 7 de Zaragoza que el ministro Marlaska le dijo el 23 de abril -cinco días después de que el líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, llegara a España- que se comunicara con el entonces jefe de gabinete de Exteriores Camilo Villarino para decirle que pusiera en conocimiento de la Audiencia Nacional que el político saharaui estaba en territorio español.

Según han informado fuentes jurídicas, Crisóstomo ha negado haber realizado gestión alguna relativa a la entrada en España del lider polisario. Fuentes también presentes en el interrogatorio han indicado que sí ha asegurado haber hablado nuevamente con el jefe de gabinete de Exteriores y en relación a la salida de Ghali.

El juez Rafael Lasala investiga la entrada de Ghali, quien llegó el pasado 18 de abril en un avión argelino a la Base Aérea de Zaragoza, sin pasar controles de fronteras ni documentación. Desde allí partió en una ambulancia al Hospital San Pedro de Logroño y fue ingresado en el centro sanitario bajo el nombre de Mohamed Benbatouche.

 

Laya, en sus declaraciones el día que prestó declaración ante el juez del "caso Ghali".

 

Crisóstomo ha acudido este viernes a los Juzgados de Plaza de Castilla en Madrid para comparecer en calidad de testigo vía videoconferencia ante el magistrado Rafael Lasala. Aunque ha estado casi una hora y media en el edificio, fuentes jurídicas han indicado que el interrogatorio no superó los 15 minutos. Ha respondido a las preguntas del juez y de los abogados de las acusaciones. Ni la Fiscalía ni la Abogacía del Estado le han interrogado.

También la número 2 de Calvo

Este mismo viernes también ha declarado como testigo la que fuera jefa de gabinete de la Vicepresidencia Primera, María Isabel Valldecabres. Según fuentes jurídicas, también ha asegurado que el 15 de abril -tres días antes de la llegada del líder polisario- la entonces vicepresidenta Carmen Calvo le pidió que se comunicara con Exteriores para confirmar si era cierto que Ghali iba a venir a España.

Fuentes del procedimiento han añadido que Valldecabres ha explicado al juez que la exvicepresidenta le mandó a llamar a Villarino, número dos de González Laya, para obtener información sobre el viaje del líder polisario, porque -según ha dicho en sede judicial- Calvo no estaba al tanto de los detalles de su llegada a Zaragoza. Según las mismas fuentes, la exjefa de gabinete de la Vicepresidencia Primera ha asegurado que no volvió a hablar con Exteriores sobre Ghali.

Tanto Valldecabres como Crisóstomo han sido citadas a petición de las acusaciones personadas en la causa. La acusación particular, ejercida por el letrado Antonio Urdiales, reclamó la comparecencia de la jefa de gabinete de Marlaska en el marco de su tesis de que la exministra de Asuntos Exteriores coordinó con Interior la entrada del líder polisario a España.

Las dos declaraciones de este viernes se suman a la serie de testificales que se han practicado en Zaragoza en el marco del procedimiento, en el que ya han sido interrogados -como imputados- la exministra de Asuntos Exteriores Arancha González Laya y el que fuera su jefe de gabinete, Camilo Villarino.

Imprimir