13 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El ministro Marlaska, este martes en La Moncloa.
El ministro Marlaska, este martes en La Moncloa.

Marlaska busca comprar el silencio de la Guardia Civil con una subida de sueldos

El ministro desempolva justo ahora el último tramo de la equiparación salarial, un plan de infraestructuras y una nueva Oferta de Empleo. El general Pablo Salas, nuevo DAO.

| J.R.V España

Con un incendio que se extiende a toda la Guardia Civil, escenificado con la dimisión de su director adjunto operativo, Laurentino Ceña. Con la oposición reclamando unánimemente su dimisión tras la purga del coronel Diego Pérez de los Cobos. Con la juez Carmen Rodríguez Medel indignada con el Ejecutivo. Y con el independentismo y Bildu celebrando la caída en desgracia del que fue mando único de Interior durante el golpe del 1-O.

Así ha sido la primera comparecencia de Fernando Grande-Marlaska ante los periodistas tras el terremoto provocado por él mismo con su golpe bajo a uno de los oficiales más respetados en el Instituto Armado.

Una comparecencia en la que el ministro llevaba su particular as bajo la manga, un cheque de 247 millones para comprar el silencio de los miembros de las FSE, y la propuesta del nuevo DAO, el general Pablo Salas Moreno. Un "nuevo impulso" en el que Marlaska ha endosado también el cese del coronel Pérez de los Cobos, que él ha camuflado de salida voluntaria aunque luego lo ha matizado también.

Por su parte, el nuevo DAO era hasta ahora el jefe de Información del Cuerpo y desde su destino lideró la detención del etarra Josu Ternera.

 

El general Pablo Salas Moreno, el elegido por Marlaska como nuevo director adjunto de la Guardia Civil.

 

Visiblemente nervioso; flanqueado por la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero; y por la titular de Turismo, Reyes Maroto, Marlaska ha tratado de contraatacar al enorme malestar creado en las FSE con un plan de infraestructuras y una nueva Oferta Pública de Empleo para la Policía y la Guardia Civil.

Y, casualmente justo ahora, con la culminación del plan de equiparación salarial para sus agentes. Es decir, el desbloqueo definitivo de una partida de 247 millones de euros para el tercer tramo del citado plan. 

Pero el cese de Pérez de los Cobos y la dimisión de Ceña han planeado por la sala de prensa de La Moncloa en la primera cita con periodistas de forma presencial. Y el ministro se ha visto sometido a un tercer grado.

"Se están haciendo distintas remodelaciones de distintos cargos siempre con ese nuevo impulso que requiere nuevos cargos. La sustitución o cese del coronel Pérez de los Cobos es únicamente debida a la razonable política de nuevos equipos", ha respondido Marlaska a la primera pregunta sobre la polémica.

"Es un cambio dentro de los equipos, el proceso natural de sustitución basado en la confianza. No tiene ninguna otra razón esa sustitución", ha reiterado a la segunda, ignorando el unánime malestar que el cese ha provocado en ámbitos policiales, judiciales y políticos. "No es perder o no la confianza, si no rodearse de las personas de mayor confianza", ha apostillado a una tercera, pese a que ha calificado la trayectoria del mando cesado de "ejemplar".

Y sobre la coincidencia en el decreto de la equiparación con esta crisis, Marlaska se ha limitado a subrayar que la subida salarial -incumplida durante meses- "es un compromiso del ministro y del presidente".  Cabe recordar, sin embargo, que las dos actualizaciones anteriores se produjeron en octubre de 2018 y en abril de 2019. Y desde hace más de un año, en la Policía y la Guardia Civil no había noticias de este tercer tramo.