| 24 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Sánchez, en un gesto pensativo en su escaño del Congreso.
Sánchez, en un gesto pensativo en su escaño del Congreso.

Se dispara la alarma en Moncloa: Sánchez aterrado llama a rebato a sus ministros

La oleada imparable de revuelta ciudadana en la calle, los precios disparados y un Gobierno rehén del indepentismo desata el pánico en el presidente, que mueve ficha para evitar lo peor.

| J.R.V España

El pánico se ha instalado en el Palacio de La Moncloa ante el estallido de la protesta ciudadana en la calle. Porque ni la mayoría de los españoles "ha salido más fuerte" de la gestión de la pandemia; ni la euforia gubernamental sobre la recuperación económica ha llegado por igual a los domicilios del ciudadano de a pie.

Así que la protesta ya en marcha de agricultores, ganaderos o policías y las anunciadas de transportistas o funcionarios de Justicia han llenado de preocupación al entorno presidencial hasta el punto de que Pedro Sánchez ha decidido mover ficha, pisar el acelerador y tocar a rebato a sus ministros para que se pongan las pilas.

Sánchez ha dado instrucciones para celebrar dos Consejos de Ministros a la semana hasta acabar el año, con el objetivo de "acelerar la actividad del Ejecutivo" y avanzar así en la "consolidación de la recuperación económica", según han informado fuentes gubernamentales. Una decisión que llega, casualmente, cuando se aceleran las convocatorias de distintos sectores laborales contra el Ejecutivo de coalición.

La previsión, según han explicado estas fuentes, es seguir celebrando la reunión del gabinete habitual de los martes, y convocar además otro los viernes, con la intención de incrementar así el número de iniciativas aprobadas. Y para tratar de desactivar las distintas protestas que se perfilan para los próximos fines de semana.

En concreto, el Gobierno se ha fijado como prioridad el impulso de iniciativas de carácter económico que sirvan para afianzar y promover el crecimiento que, según destaca Moncloa, reflejan los indicadores económicos. A este respecto, las fuentes consultadas han querido poner el foco en los "muy buenos" datos de empleo y afiliación a la Seguridad Social en las cifras que se darán a conocer el jueves. Para contrarrestar el mal dato del IPC conocido este lunes.

 

Una imagen de la protesta de los agricultores la pasada semana que resume el hondo malestar ciudadano que salta de un sector laboral a otro contra el Gobierno.

 

 

De momento, el Consejo de Ministros tiene previsto aprobar este martes el anteproyecto de ley creación y crecimiento de empleo.

El Ejecutivo también pone en valor el hecho de que esta semana el Congreso vaya a remitir ya al Senado la reforma de las pensiones y el proyecto de Ley de la cadena alimentaria -con ganaderos y agricultores en pie de guerra contra el ministro Luis Planas-, y que se vaya a celebrar en Madrid la Asamblea General de la Organización Mundial del Turismo, para "consolidar a España como país de referencia del turismo seguro".

Una nueva campaña mediática para tratar de contrarrestar la creciente oleada de indignación ciudadana.