25 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Pedro Sánchez con Felipe VI

Pedro Sánchez no renuncia a controlar al Rey pero sin contar con Podemos

La vicepresidenta del Gobierno ha vuelto a poner sobre la mesa la reforma de la inviolabilidad del monarca, para la que espera contar con el PP, pero descarta a su socio de Gobierno.

| A. J. España

Pedro Sánchez quiere "poner al día" a la Monarquía. Y entre sus planes está la modificación de la inviolabilidad del Rey y así, poder juzgar al Rey en caso necesario. Así lo ha hecho saber la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, que no ha reusado abrir el debate sobre el sistema de Estado, pero abriendo una brecha aún más grande en el Gobierno de coalición, ya que para llevar a cabo estos cambios pretende contar con el PP y no con Podemos.

Sin embargo, fuentes de la cúpula del PP ya han avisado de que no están dispuestos a ayudar a cambiar la Carta Magna para limitar la inviolabilidad del monarca. "No vamos a tocar la Constitución. Todo lo que implique eso no se toca", han insistido las fuentes consultadas.

 Calvo ha insistido en que la inviolabilidad del rey "es un tema que se puede abordar perfectamente" en el marco de una reflexión de diversas cuestiones para una "puesta al día de nuestra forma de monarquía parlamentaria".

De esta manera, se ha remitido a lo dicho por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, respecto a que el aforamiento para los cargos públicos solo sea para su actividad como tales, y ha añadido que "en ese camino tendrán que ir también otras cosas, incluida la propia inviolabilidad del rey, en este caso del Rey Felipe".

"Es una reforma que requiere también la reflexión y la pausa" por lo que "no será con prisas, ni con estridencias", ha insistido, subrayando que esta "puesta al día" de la monarquía responde a "exigencias que están en la sociedad" y de las que el "propio rey es consciente", como lo manifestó en su discurso de Nochebuena.

"Estas cosas hay que hacerlas bien pensadas, bien planteadas en fondo y en forma, en la forma jurídica que necesiten, con grandes consensos si se puede", ha recalcado la vicepresidenta.

Sin embargo, en este consenso que busca la Calvo, no se encuentra su socio en el Ejecutivo, ya que, a su juicio,  es "evidente" que los partidos republicanos como Podemos no estarán en ese consenso, al tiempo que ha resaltado que actualmente "son minoritarios en el arco parlamentario".

El PP está abierto a reformar la Corona pero solo para "reforzar" la institución

Aun así, el PP ya ha dejado clara su postura, no se va a reformar la Constitución, aunque su líder Pablo Casado  sí que ha manifestado públicamente que está abierto a apoyar cualquier medida que "refuerce la Monarquía", pero dejando claro que cualquier paso en este sentido debería hacerse en el marco de una ley orgánica.

Mientras tanto, desde Podemos, y después de que el PSOE impusiera su 'no' a abrir una investigación en el Congreso sobre las tarjetas black del Rey Emérito se han recudecido cada vez más los ataques a los socialistas.  

Desde las filas moradas, se acusó directamente a la ministra de Defensa, Margarita Robles, de "proteger los privilegios y alinearse con la derecha y los ultras". La secretaria de Estado para la Agenda 2030, Ione Belarra,  además, calificó la postura del PSOE como "decepcionante".

Así, y después de un año de Gobierno de coalición, la brecha entre los socios cada día parece más insalvable en una asunto capital, como es el del modelo de Estado y el del papel de la Corona. Tanto es así, que la vicepresidenta ya ni si quiera pretende contar con Podemos.