| 12 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Barcelona ve como se aleja el Mobile World Congress de nuevo

La trayectoria de este año repite la crisis del pasado. La huida de grandes empresas pone en peligro la feria más importante de la ciudad Condal. Facebook ha sido de las últimas en “bajarse”

| R.Martínez Internet

La historia del pasado año parece repetirse y la fuerza que aún tiene el Covid-19 en el mundo pone en peligro la celebración de una de las más emblemáticas ferias tecnológicas del mundo, en donde se mostraban los avances de las multinacionales del sector.

Grandes empresas tecnológicas de diversas nacionalidades han comenzado a anunciar que no acudirán al Mobile World Congress 2021, que está programado aún para que se celebre en Barcelona entre el 28 de junio al 1de julio. Entre las primeras en manifestar que no tendrán presencia física en el congreso están Ericsson, Sony, Nokia y Nvidia. Se unieron Vodafone, BT, Intel y AT&T, y en las últimas horas Facebook y Oracle.

Las razones implícitas que quedan detrás de las decisiones de estas multinacionales están las dudas sobre la seguridad del evento, también en la complejidad de los viajes, mientras que la prioridad es no poner en peligro la salud de las personas que deberían participar en el congreso. Una serie de factores que les lleva a la conclusión que es mejor no participar presencialmente en 2021, e intentar buscar una vía intermedia, como son los actos y conferencias on-line.

Los organizadores del Mobile World Congress les habían comunicado un conjunto de medidas se seguridad apropiadas para esta etapa en la que la pandemia no se ha vencido. Van desde el control del aforo, que está limitado a 50.000 asistentes y de la salud de los participantes. Se ha fijado como obligatorio contar con una prueba PCR. Si bien parece que no han convencido a la industria.

Además de la repercusión en la imagen y en el castigado turismo de congresos y ferias, destacan los efectos económicos y más si los organizadores se ven obligados, como ocurrió en 2020, a cancelar la cita. La medida obligaría a devolver fondos a empresas que han adelantado fondos, así como a visitantes, con lo que se sumarían a las pérdidas del año anterior

España tiene contrato con GSMA para la celebración del Mobile World Congres hasta 2024. El desarrollo del evento cuenta con ayudas públicas del Gobierno, la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona. Si bien tendrán que devolver las aportaciones en caso que no se celebre.