| 31 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Ana Rosa Quintana
Ana Rosa Quintana

La última hora sobre el estado de salud de Ana Rosa mueve a sus seguidores

La periodista lleva un mes y medio alejada de la pantalla tras haber anunciado que padece cáncer de mama. Es por ello que cuando hay noticias sobre ella la expectación es máxima.

| Clara Ballesteros Medios

El pasado 2 de noviembre Ana Rosa Quintana anunció en el arranque de su programa que tenía que ausentarse una temporada de su puesto de trabajado porque le habían detectado un carcinoma en una mama. No obstante, la periodista aseguró que cuando estuviera recuperada volvería a ponerse al frente de El programa de Ana Rosa.

 

De esto hace ya un mes y medio, un tiempo en el que Ana Terradillos, Patricia Pardo y Joaquín Prat son los encargados de ocupar el puesto de Ana Rosa en las diferentes secciones del magacín matinal de Telecinco. Pero este miércoles, la periodista ha reaparecido para apoyar a una seguidora que, al igual que ella, está luchando contra el cáncer.

Ana Rosa ha recibido un mensaje a través de Twitter, el cual no ha dudado en responder. "Te mando mucho ánimo y fuerza. Yo estoy pasando por lo mismo que tú y a veces es muy fuerte, pero nosotras tenemos que ser más fuertes. Un beso", ha escrito la admiradora de la periodista. "Mucha suerte y ánimo. Yo me encuentro muy bien y muy animada", ha respondido Ana Rosa.

 

A raíz de ello, son multitud los seguidores de la periodista quienes no han dudado en llenar Twitter de mensaje de apoyo hacia ella, deseándole una pronta recuperación y mandándole ánimo.

 

 

 

 

Desde que Ana Rosa se despidió temporalmente de los espectadores solo la hemos podido ver una vez en pantalla. Ello sucedió el pasado 15 de noviembre, con motivo del estreno de Ya son las ocho. La periodista apadrinó el nuevo magacín conducido por Sonsoles Ónega, algo que su compañera no esperaba para nada.