| 14 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Iker Jiménez
Iker Jiménez

Iker Jiménez muestra en Cuatro un aparato "prodigioso" jamás visto hasta ahora

El periodista ha compartido con los seguidores de "Horizonte" un artilugio que cuenta con una serie de características que supondrán un antes y un después en situaciones muy complejas.

| Clara Ballesteros Medios

Iker Jiménez enseñó a los espectadores de Cuatro en la última entrega de Horizonte el "dron prodigioso" o "avión no tripulado", el cual no se había visto hasta el momento. "Este aparato, de unos 21 kilos, sin él saberlo, a un kilómetro de distancia lee perfectamente una matrícula. Es el espía perfecto", comentó el periodista.

"Es la primera vez que se ve de cara al público en televisión. Hemos tenido que hacer todo tipo de peticiones y permisos", señaló Iker. Horizonte contó en plató con Borja Comino, CEO de Wake Engineer, quien quiso dar detalles sobre dicho aparato. "Esto, en el panorama de una guerra, podría jugar un papel muy interesante", apuntó el presentador de Horizonte.

Borja Comino detalla las capacidades del aparato

El CEO de Wake Engineer comentó en Cuatro que este "avión prodigioso" cuenta con capacidades "de inteligencia, de reconocimiento y de vigilancia". "El sistema, aparte de tener prestaciones de autonomía en torno a ocho o diez horas que te permiten tener un nivel de persistencia muy importante del terreno, permite la supervisión y vigilancia de corredores humanitarios o vigilancia en zonas fronterizas", explicó.

Borja Comino, CEO de Wake Engineer

"¿Qué puede llegar a ver esto?", preguntó Iker. "Dependiendo de la operación puedes identificar perfectamente a una persona, verle la cara volando a 200 o 300 metros, y a alturas más indetectables las misiones que se suelen desarrollar se basan en que no te detecten", comentó Comino.

Cabe destacar que este aparato tiene un sistema de lanzamiento neumático, que necesita de un piloto cualificado y de un operador de carrera de pago encargado de las imágenes y de la información que llega del resto de sensores. Un "avión prodigioso" que en menos de una hora despega "en cualquier zona, sin necesidad de infraestructura para despegar o aterrizar".