| 09 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Andreu Buenafuente
Andreu Buenafuente

Buenafuente recuerda sus jornadas en la radio y las cosas "prohibidas" que hizo

El presentador ha sorprendido en el último episodio de "Zasback", en Movistar Plus, relatando algunas de sus vivencias más personales y que tuvieron lugar en su juventud.

| Clara Ballesteros Medios

Andreu Buenafuente protagonizó la última entrega de Zasback, el nuevo programa de Movistar Plus, donde el cómico y presentador quiso rendir un tierno y divertido homenaje a sus padres. Él mismo se metió en la piel de su progenitor, Juan, un comercial vividor y con mucho sentido del humor. Mientras, Silvia Abril interpretó a su "sufridora" madre.

 

Además, Buenafuente echó la vista atrás para rememorar su infancia, su primera juventud y sus inicios en la radio como periodista deportivo y en los que coincidió con un jovencísimo, y por aquel entonces desconocido, Carles Francino. Un monólogo en el que el cómico quiso compartir con el público cómo eran sus jornadas en la radio.

Buenafuente abre el baúl de los recuerdos

El presentador comentó que hubo un momento de su vida en el que se pasaba el día entero en la radio. "Estaba todo el día. Entraba por la mañana y me iba por la noche. Porque claro, ¿dónde iba a ir? La gente trabajaba o estudiaba, y yo estaba en la radio. Menos ducharme, yo hice de todo. Y cuando digo todo, es todo", dijo Buenafuente, provocando las risas de quienes estaban entre el público.

 

El cómico comentó que como pasaba en la radio tantas horas terminó haciendo lo que no debía. "Yo tenía 16 o 17 años y yo estaba haciendo los deportes y vi que un locutor se estaba haciendo un porro. Yo todavía no sabía que la droga me vuelve paranoico, taquicárdico y más gilipollas si cabe, así que le dije: 'trae, trae'", contó Buenafuente.

Tras darle dos caladas, el cómico aseguró que, a día de hoy, no recuerda ni una palabra de lo que dijo en aquel programa. "Cero, amnesia total. Después de aquel porro entendí por qué dicen que en el periodismo se pasa hambre", concluyó.