| 19 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Ana Rosa Quintana junto a su sobrino durante 'TardeAR' en Telecinco.
Ana Rosa Quintana junto a su sobrino durante 'TardeAR' en Telecinco.

El sobrino de Ana Rosa reaparece para "amargarle" la tarde a su querida "tita"

Es verdad que las audiencias de 'TardeAR' no son están siendo las mejores posibles pero lo que no esperaba la presentadora de Telecinco era el dardo de su propio familiar.

| Pablo Del Campo Medios

El traspaso de Ana Rosa Quintana a las tardes no está saliendo del todo bien a Telecinco. Aunque no puede considerarse un desastre como los Cuentos Chinos de Jorge Javier Vázquez, el programa de la tarde dirigido por una de las presentadoras estrellas de la cadena no está teniendo las elevadas audiencias que cosechaba en las mañanas. Obviamente hay que tener en cuenta que se trata de una franja y de por lo tanto un público seguramente diferente al que estaban acostumbrados.

Este pasado viernes 13 de octubre seguramente todos los integrantes -hasta la propia Ana Rosa- se llevaran una grata sorpresa al marcar su récord de audiencia desde sus inicios. Un hito que, precisamente, lograron el día en el que Ana Rosa no estaba al mando de la nave por recomendación médica. Ya es casualidad.

Es por ello que su sobrino, Kike Quintana, ha aprovechado para bromear con lo sucedido con un dardo dirigido hacia su tía sobre las audiencias que la periodista ha encajado con todo el humor del mundo. Dardos que suele lanzar durante su intervención en la pequeña sección que protagoniza, con el nombre 'El azote de TardeAR', en la que comenta cosas del programa fuera de la escaleta con tono irónico y humorístico. Por ejemplo, el día en el que su tía anunció el fichaje de Jiménez Losantos como colaborador, comparó el programa con el Valle de los Caídos.

“Tengo sentimientos encontrados”, empezaba diciendo el sobrino a su tía, que respondía sorprendida pidiendo explicaciones, a lo que el colaborador explicaba: “Por un lado me apetece verte, me da alegría, pero por otro lado me gusta ganar”. Las palabras de Kike no solo no aclaraban nada sino que llenaban de más dudas a Ana Rosa: “¿Cómo que ganar?”. Era entonces cuando se venía el zasca del sobrino.

Se venía el zasca: “Que cuando presentas tú no ganamos chica. Veo a la tita, que la quiero, pero…” en ese momento la directora del programa, Xelo Montesinos, cortaba a Kike, que bromeaba con ella: “Mira a la Xelo, que siendo valenciana con los cascos parece una fallera”.

 

Ana Rosa acepta la broma con humor

Aunque su primera cara al escuchar la frase de su familiar demostraba cierta sorpresa, Quintana no se tomó mal la broma y respondió al "ataque" de su querido sobrino.

Yo me alegro muchísimo de la audiencia del viernes. Por mis compañeros que lo hacen fenomenal y porque soy la productora de este programa. Todo queda en casa

Ese viernes 13 de octubre presentaron el espacio los colaboradores habituales Beatriz Archidona y Jorge Luque. Sorprendentemente el magacín que ese día estaba “huérfano” de su estrella firmó un 12% de cuota de pantalla y retuvo a una media de 948.000 espectadores. Es decir, sus mejores datos desde que se estrenó justo hace un mes para sustituir al histórico Sálvame en esta reñida franja del día.