| 13 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Isabel Preysler
Isabel Preysler

Isabel Preysler da el campanazo

La soberana de Porcelanosa, su majestad la emperatriz de Ferrero Roché dejó al público con la boca abierta al desvelar que era ella la que se escondía debajo de la gata de "Mask Singer".

| Milagros Martín-Lunas Medios

 

 

"Yo soy tu gatita, tu gatita, así que explota como dinamita". La gata más castiza de Mask Singer 2 entraba en el escenario acompañada por los acordes del primer reggaetón que, en 2007, llegó al número uno de las listas musicales en España. Sus intérpretes, JMP y HOM, rompieron todos los records de descargas de politonos (lo más cool entonces). Anoche, la minina de Mask Singer 2 deslumbró a los investigadores cuando al filo de la una de la madrugada se levantó la máscara para desvelar su identidad y dar la razón a Javier Ambrossi que desde el primer instante tuvo claro que allí dentro estaba la reina de corazones, Isabel Preysler. "Si no es me rapo", decía.

"Esto es historia de la televisión", gritaba Paz Vega. Lo cierto es que, desde que se anunció la segunda edición del concurso, sus responsables prometieron personajes de infarto… Y ya llevamos dos. Parecía imposible superar el sobresalto de La Toya Jackson, pero la soberana de Porcelanosa, su majestad la emperatriz de Ferrero Roché dejó al respetable con la boca abierta. Isabel Preysler dio el campanazo.

 

Paradójicamente, la segunda gala de la segunda edición del concurso de Antena 3 consiguió un 15,5% de cuota de pantalla, solo sedujo a 1,9 millones de espectadores. Digo solo porque un programa como éste se merece otro trato. Mientras Twitter ardía con la expectación, el publico, poco a poco, le iba dando la espalda. Señores, que no son horas. Me repito como el ajo, lo sé, estoy convencida de que el programa cautiva a más gente en sus reemisiones o en streaming. Demasiado esfuerzo económico para que el resultado no quede a la altura de lo que se merece. Un fallo de programación de primero de preescolar.

Isabel Preysler en

Dejémonos de quejas y regresemos al bombazo del lunes, más que nada porque esto promete convertirse en una costumbre. Se me antoja que en la tercera edición tengamos otra sorpresa de infarto. Después, puede que el nivel decaiga, pero no cabe la menor duda de que la productora posee otro proyectil en el tercer grupo de máscaras. Ojo, si no acierto, no me rapo.

"Eres única e inigualable. Le doy las gracias a la vida por permitirme verte aquí, dentro de un gato, cantando Abba, gracias por hacerlo posible. Tu elegancia es única, todo me encajaba, tuve un flash", confesaba emocionado Ambrossi.

Icono de la elegancia, la dama del colorín, la misteriosa mujer de la que dicen que guarda en lo más profundo de su ser un secreto con el que los hombres caen rendidos a sus pies, la hechicera que ha hecho un pacto con el diablo a la que el óxido del tiempo no parece hacerle mella interpretó Waterloo, otro número uno, el tema con el que ABBA ganó en festival de Eurovisión en 1974 en Brighton y que narra las cuitas de una chica que está a punto de rendirse ante el hombre del que se ha enamorado, mientras lo compara con la rendición de Napoleón en la batalla de Waterloo en 1815. 

Ya ves, Isabel Preysler rendida ante un hombre. ¡Qué contradicción! Lo cierto es que la reina de corazones se ha casado tres veces y pudiera ir camino de una cuarta. Un cantante internacional, un marqués, un exministro y un premio nobel. Parejas que han alimentado miles de páginas del corazón, muchas veces rodeadas de polémica, habladurías y chismorreos. Julio Iglesias, Carlos Falcó, Miguel Boyer y Mario Vargas Llosa. Más que una rendición, ya lo avanzó en una de sus pistas, ella es una gata muy cariñosa.

 

En honor a la verdad, anoche, de todas las máscaras la suya era la que rezumaba las pistas más esclarecedoras. Vale, quizá parezcan más fáciles a toro pasado. Pero atentos: "Soy una gatita muy pasional, siempre me guio por lo que me hace vibrar, a pesar de los que maúllan a mis espaldas". "Soy muy cariñosa, gastaría todas mis vidas jugando con mis preciosos cachorros. Son adorables". "Camino como un gato siamés, soy ágil como un gato de bengala, pero mi estado ideal es el de un gato de lo más simplón". Su acento la delató. Ambrossi apostó por ella desde el principio con tanta vehemencia que convenció a Paz Vega y a José Mota. Su marido, Javier Calvo, estaba convencido de que detrás de la gatita se encontraba Gwyneth Paltrow, lo cierto es que la actriz habla un perfecto español con cierto acento soterrado. Desde el otro lado de la pantalla, como siempre, el envite de los investigadores sonaba como una alienación mental transitoria. Si acaso, bajo la Gatita, como mucho, podría estar Tamara, pero ¿su madre?

La respuesta de Isabel Preysler a su aventura en "Mask Singer"

"Ha sido una experiencia más divertida de lo que me imaginaba, todo un desafío", confesó Isabel Preysler, al tiempo que explicaba que lo más complicado había sido andar y moverse con el vestido. ¿Perdón? ¿A la reina de las pasarelas le cuesta lucir un modelo? Es humana. ¡Quién lo diría!

Por lo visto el único que conocía el fregado en el que se había metido era Vargas Llosa. Isabel Preysler lo desveló en Detrás de la máscara, el programa posterior a la gala. "Les interesaba que yo fuese y me lancé. Reconozco que me lo hicieron muy fácil. Nunca había cantado, sólo en el colegio, hacía todas las funciones que había". Sentada en un rincón de su casa desveló que sí sabía que tenía oído y… que Tamara canta muy bien. "Después de lo que he hecho, cualquiera de mis hijos puede estar detrás de una máscara". Por lo visto, el único que lo sabía era Mario. "Mario es muy arriesgado, me animó. Me dijo hazlo. Es una cosa diferente y yo creo que lo puedes hacer bien. La que tenía dudas de si podía hacerlo bien era yo".

Una vez comprometida, la productora tenía por delante otro reto, quizá incluso mayor, mantener el secreto y que no les pillaran los paparazzi entrando y saliendo. "Para ir a grabar salía de casa a lo James Bond, escondida en el coche de mi maquilladora Lola". El caso es que la reina de las portadas del papel couché, lo ha vuelto a hacer. Nos ha sorprendido a todos.