| 23 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Un momento de Y ahora Sonsoles de este pasado jueves.
Un momento de Y ahora Sonsoles de este pasado jueves.

Sonsoles Ónega se queda paralizada: grave agresión a una de sus reporteras

El trabajo callejero puede resultar complicado para los periodistas que acuden a informar sobre algunas noticias delicadas y pueden ocurrir incidentes. Que se lo pregunten a Antena 3.

| David Lozano Medios

Este pasado jueves, 8 de febrero de 2024, Antena 3 volvió a emitir un nuevo programa de Y Ahora Sonsoles, el espacio vespertino que repasa la actualidad política y social de nuestro país. Con Sonsoles Ónega como presentadora, en la mesa de debate han comentado un nuevo conflicto vecinal, esta vez en Arucas, municipio de Gran Canaria.

Una de las reporteras del programa, que sigue siendo líder de audiencia de las tardes televisivas, ha intentado mediar en el problema, pero el remedio ha acabado siendo peor que la enfermedad.

Cuando Arancha Pérez Ponce se ha dirigido a la dirección de la casa, la vecina le ha recibido con una escoba en la mano y amenazando con agredirla. Ante tal situación, la reportera ha querido poner un poco de calma en su visita y le ha comentado que estaría en el portal por si querían mantener una conversación fluida para solucionar las cosas.

La agresión

Lejos de relajarse, la vecina de Arucas ha continuado gritando a la periodista del equipo de Sonsoles Ónega y la situación se ha vuelto más tensa, incluso llegando a proferir insultos. "Ustedes salen de aquí ya... ¡Fuera! ¡Fuera, p***!", decía mientras intentaba echarla a fuerza. De fondo, se escuchaba a la periodista completamente alucinada y sin saber cómo reaccionar a lo que se estaba viviendo. "¿Pero qué es esto?"

"Esto es tremendo. ¿Qué está pasando en Arucas? No es la única vez que ha pasado esto en el barrio", comentaba Sonsoles, reaccionando después de haberse quedado paralizada por lo que estaba viendo, cuando su compañera le devolvía la conexión, cuando había estado a punto de ser agredida.

No es la primera ocasión en la que Sonsoles Ónega tiene que presenciar algo por el estilo, pero las circunstancias invitaban a pensar que algo grave podía haber ocurrido.

"La verdad es que han sido momentos de muchísima tensión. Nos han gritado, amenazado e insultado. El escándalo ha sido monumental", sentenciaba la periodista después del que pudo ser uno de sus peores momentos de su vida laboral.