| 12 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Pablo Motos y Sergio Dalma tras el show (Atresmedia)
Pablo Motos y Sergio Dalma tras el show (Atresmedia)

El show de “la mujer bala” que casi acaba en tragedia en “El Hormiguero”

Robin Valencia ha explicado que su lanzamiento no fue como esperaba y Marron terminó reconociendo que “es de las cosas más peligrosas” que han hecho en el programa

| J.L Medios

Este jueves “El Hormiguero” despedía la semana con Sergio Dalma como invitado para presentar su último disco “Alegría”. Una entrevista que fue amena y entretenida pero que contó con un toque especial al final: el show de la única mujer bala de todo el mundo, Robin Valencia. 

El plan era que un cañón expulsara a presión a la mujer hasta una colchoneta en una altura de más de 5 metros. Una actuación que no se pudo ensayar, como suele ser habitual en el resto de shows que se preparan en el programa. Solo habían probado el cañón y las condiciones climáticas, como el viento, con sacos de arena. 

Una situación comprometida que Pablo Motos, el presentador del programa, reconocía que estaba provocando los nervios y la tensión de todo el equipo. Finalmente, Valencia se metió en el cañón a presión y, experimentando una “fuerza G” de cuatro unidades, salió disparada haciendo honor a su nombre. 

La mujer bala logró llegar al otro lado, caer en la colchoneta y completar el espectacular show, eso sí, con muchos problemas y tensión, ya que casi acaba en desgracia. Resulta que el viento, que justó aumentó cuando se disparó a Valencia, pegó con fuerza en ella durante la expulsión, lo que redujo su caída haciendo que cayese justo en el borde de la colchoneta, al principio de la misma. 

Algo que dejó a todo el equipo del programa con los pelos de punta. “Es de las cosas más peligrosas que hemos hecho (…), yo no sé cómo se ha visto en casa, pero desde esta posición pensaba que no iba a llegar”, reconocía Marron, el colaborador de ciencia del programa. Una impresión que también confirmaron los presentes, aunque afortunadamente todo salió bien.