| 22 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El Grand Prix 2023 arrasa en su estreno
El Grand Prix 2023 arrasa en su estreno

Así le fue al Grand Prix: luces y sombras del regreso del programa más añorado

Los telespectadores se volvieron a sentar frente a la pantalla para, 18 años después, disfrutar del mítico concurso de TVE, con algunos cambios que no acabaron de convencer.

| Rocío Díaz Medios

Ni los mejores pronósticos predijeron lo que supuso la vuelta a la televisión del Grand Prix del verano. Televisión Española estrenaba este lunes la nueva etapa del programa y la nostalgia se adueñaba de una audiencia que disfrutó con las pruebas más clásicas y se quejó de algunos cambios que no acabaron de encajar en el formato original.

 Tras casi 20 años de espera, los que eran niños y veían el Grand Prix con sus abuelos dejaron de lado los streamings para volver a sentarse frente al tradicional televisor. Eso sí, la mayoría lo hicieron con un móvil en la mano para comentar cada prueba. 

 La audiencia demostró que estaba deseando volver a ver un concurso familiar cuyo mayor interés no es otro que disfrutar de gente corriente superando obstáculos y dándose trompazos, un formato divertido y limpio que choca con la tendencia actual.

Con la apuesta por el clásico español, La 1 arrasó con un 26,1% de audiencia y 2.572.000 espectadores, siendo líder en su franja horaria y también el ganador indiscutible del resto del día. Y no solo triunfó en televisión, sino que los usuarios lo convirtieron en el tema más comentado en redes sociales, especialmente en Twitter, donde no paró de hablarse de cada una de las pruebas.

  

Los clásicos enamoran, las novedades no convencen

Uno de los temas que más preocupaban a TVE era cómo adaptar el formato para enganchar a un público que ha evolucionado tanto en estas dos décadas. Sin embargo, las pruebas clásicas, los chascarrillos más típicos y la esencia del concurso siguieron funcionando perfectamente, mientras que muchos de las modernizaciones se vieron como cambios forzados por los usuarios. 

Alcafar y Colmenarejo abrieron ayer el ranking de este verano. Los participantes de los dos pueblos se enfrentaron a la patata caliente, los troncos locos, los bolos gigantes... y todo ello capitaneados por dos padrinos de lujo: Lolita Flores y Miguel Ángel Muñoz.

La autenticidad de los concursantes y la esencia de parque de atracciones casero salvaron un programa que de haberse seguido modernizándose igual no habría sido un acierto tan rotundo. 

Ramón García fue alabado por la audiencia y sus comentarios vitoreados en redes, sin embargo no se puede decir lo mismo de todos sus colaboradores, que suscitan odio y amor casi a partes iguales. Michelle Calvó se estrenaba como copresentadora del formato y, junto a Cristinini y Wilbur, ofrecía una visión más joven del formato de La 1, un intento de conseguir impactar en una audiencia joven que chirría en ocasiones con el programa original.

Tras un estreno tan exitoso, ahora queda esperar para saber si la semana que viene el público volverá a agolparse frente a la pequeña pantalla o, tras pasar la novedad, la audiencia cambiará de canal.