08 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Risto Mejide

Antonio Castelo y Miguel Lago impiden que Risto pueda continuar con su programa

Los colaboradores de "Todo es mentira" le pusieron las cosas "complicadas" al presentador de Cuatro en pleno directo. Un momento que hizo que Marta Flich tuviera que intervenir.

| Clara Ballesteros Medios

Tras ver la polémica que ha generado la vacunación con AstraZeneca y su consiguiente suspensión, Risto Mejide quiso demostrar en Todo es mentira que hasta los medicamentos más comunes también tienen sus efectos adversos. Para ello, el presentador de Cuatro se dispuso a leer el documento que uno tiene que firmar cuando, por ejemplo, le van a realizar una laparoscopia.

"Este papel que tengo en mi mano es el consentimiento informado para la la-pa… joder, laparoscopia", dijo el presentador, equivocándose al comenzar a decir el término médico. Un lapsus que hizo que Antonio Castelo y Miguel Lago comenzaran a interrumpir a Risto con bromas.

Risto Mejide

"Es un intervención mínimamente invasiva", comentó el presentador. "¿Qué somos, Saber vivir?", interrumpió Lago. "¿Ya tienes que ir al baño de seguido, Risto? ¿Ya te ha pasado esto?", añadió Castelo. "Te traigo la botella y meas debajo de la mesa", continuó el colaborador.

 

Fue entonces cuando Risto no pudo evitar empezar a reírse, no pudiendo continuar leyendo el documento. "¡Me queréis dejar explicar una cosa!", dijo el presentador, poniéndose serio de nuevo. "No eres menos hombre porque tengas que ir al baño más", interrumpió de nuevo Castelo. "Nosotros vamos a estar aquí siempre contigo", añadió Lago, provocando de nuevo las carcajadas del presentador.

A pesar de que Risto trató de continuar leyendo el documento, no pudo. "Es que me hace gracia", confesó, mirando a los colaboradores. "Estoy leyendo algo muy serio y me estáis haciendo reír y estoy quedando como más tonto de lo que soy", dijo. Un ataque de risa que hizo que Marta Flich tuviera que echarle un cable al presentador y continuó leyendo ella el documento.