| 11 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

10 coches que son una buena inversión y conviene conservar

La adquisición de un coche puede no ser un buen negocio, pero la inversión puede crecer si se acierta con el modelo.

| Motor Lobby Motor

Coleccionar vehículos de gama alta conlleva una inversión considerable, además de costes de mantenimiento. Pero es casi un valor seguro con el paso de los años, si se ha elegido el modelo apropiado. Para ello es imprescindible conocer a fondo el mercado del automóvil.

 Los expertos del registro de historiales de coches de carvertical.com han analizado el mercado automovilístico europeo y han seleccionado una lista de 10 coches que conviene mantener debido al crecimiento considerable de su valor. También han utilizado su base de datos, que contiene miles de informes de historiales de vehículos, para explorar algunas estadísticas de estos modelos específicos. Con solo el VIN (número de chasis o bastidor, Vehicle Identification Number ) o el número de la matrícula, los compradores pueden determinar si un coche vale lo que dice valer o si es mejor no comprarlo o negociar el precio. Esta es la lista que han elaborado:

Alfa Romeo GTV (1993-2004) 

Aunque su modelo de motor de cuatro cilindros se ha caracterizado por su agilidad, la versión más valiosa del GTV ha sido la equipada con el seis cilindros Busso.

 

Aunque, como la mayoría de los coches italianos, su valor no está creciendo al mismo ritmo que el de los vehículos alemanes, los modelos bien conservados están valorados actualmente en más de 30.000 €.

 El 29 % de estos vehículos, según carVertical, tenían varios defectos que podrían afectar al funcionamiento del coche.

Audi V8 (1988-1993) 

Antes de que apareciera el sedán Audi A8, el Audi V8 fue, durante un corto espacio de tiempo, el buque insignia de la marca. Es mucho menos común que otros modelos equivalentes, por lo que no es de extrañar que el valor de este sedán de lujo haya empezado a crecer.

Según los informes de los historiales de vehículos de carVertical, el 9 % de los modelos verificados tenían averías y en el 18% de ellos se había trucado el cuentakilómetros.

BMW 540i (1992-1996)

La generación E34 ha logrado ocupar un punto medio entre la E28, bastante más antigua y costosa, y la E39, que sigue en plena crisis de la mediana edad.

 La variante de ocho cilindros solo estuvo disponible durante unos pocos años. Como resultado, este modelo es mucho menos habitual en Europa y en los Estados Unidos que el BMW M5. Además, la potencia de la unidad V8 es muy similar a la del BMW M5.

 El aspecto más atractivo de este modelo es su bajo precio. Mientras que el valor del BMW M5 se ha disparado, el 540i es mucho más barato, pero no lo será por mucho tiempo.

Jaguar XK8 (1996-2006)

El Jaguar XK8 debutó en la década de 1990 en formato cupé, descapotable y con motores de distintas cilindradas.

 Uno de estos modelos bien conservado puede costar entre 15.000 € y 20.000 €.

El Jaguar XK-R, por su parte, es un modelo muy codiciado entre los aficionados a los automóviles y su precio es aún mayor.

 Sin embargo, tal y como revelan los historiales de los vehículos verificados por carVertical, el 29 % de los coches de este modelo tenían defectos y en un 18 % de ellos se había trucado el cuentakilómetros.

Land Rover Defender (Serie I, Serie II) 

Su diseño básico y la capacidad de hacer frente a cualquier obstáculo imaginable han hecho que el Land Rover Defender sea un todoterreno popular por derecho propio.

Hoy en día, el valor de las Series I y II podría sorprender a muchos. Por ejemplo, los SUV que han tenido días buenos y malos valen entre 10.000 € y 15.000 €, mientras que aquellos que se han restaurado o que están bien conservados pueden alcanzar un valor superior a los 30.000 €.

Según carVertical el 15 % de estos coches tenían problemas y en un 2 % de ellos se había trucado el cuentakilómetros.

Mercedes-Benz E300, E320, E420 (1992-1996)

Mercedes-Benz ha puesto en circulación más de dos millones de W124 tras una cadena de producción relativamente larga. Los modelos bien conservados valen una fortuna.

Por supuesto, los W124 más valiosos son los 500E o E500 (en función del año de fabricación). Sin embargo, muy cerca se encuentran los E300, E320 y el E420.

El 14 % de estos vehículos tenían varios defectos y un 5 % de ellos tenían el cuentakilómetros trucado.

Saab 9000 CS Aero (1993-1997)

El Saab 9000 CS Aero es, como cabría suponer, un coche bastante poco común hoy en día. Aunque Saab no ha revelado cuántos se fabricaron, este modelo en particular puede ser una inversión segura.

Los análisis de los historiales de coches realizados por carVertical revelaron que un 8 % tenían defectos mayores o menores.

Toyota Land Cruiser (J80, J100) 

Aunque comparten el mismo nombre, los dos modelos tienen más diferencias técnicas y tecnológicas de lo que se podría pensar. El J80 combinaba sencillez con funcionalidad. El J100 se consideraba más lujoso y estaba diseñado para trayectos más largos, pero con el mismo talento para superar cualquier obstáculo.

Los propietarios de un SUV J80 o J100 pueden disfrutar de un valor residual excepcionalmente alto: hasta 40.000 €.

El 36 % de estos vehículos tenían defectos y un 8 % de tenían el cuentakilómetros trucado.

Volkswagen Corrado VR6 (1991-1995)

Su llamativo aspecto, su motor excepcional y una encomiable suspensión equilibrada harán que se pregunte por qué tan poca gente compró este vehículo a principios de la década de 1990.

 El valor de la versión de seis cilindros ha comenzado a subir considerablemente en los últimos años, y se espera que esta tendencia continúe.

 El 14 % de los Volkswagen Corrado tenían defectos y un 5 % de ellos tenían el cuentakilómetros trucado.

Volvo 740 Turbo (1986-1990)

La flexibilidad del Volvo 740 Turbo y su capacidad para combinar funcionalidad con un rendimiento fascinante lo convierten en un ejemplo perfecto de un coche que está aumentando de valor. Se prevé que esta tendencia continúe, especialmente en los próximos años.

Tras una revisión de los historiales de los vehículos, carVertical concluyó que el 33 % de los Volvo 740 Turbo tenían defectos y que un 8 % de ellos tenían el cuentakilómetros trucado.