| 03 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Volkswagen se apunta a los taxis voladores

El grupo a través de su filial en China, apuesta por los eVTOL en su nueva estrategia, y ha dado a conocer su primer prototipo de dron autónomo para pasajeros, el Volkswagen V.MO.

| Carlos Nieva Motor

Las grandes marcas del sector automovilístico empiezan a tener claro que los taxis voladores serán una realidad tarde o temprano. Tras Honda, el último gran nombre en apuntarse a la tendencia de los eVTOL (electric Vertical Take-Off and Landing) ha sido Volkswagen.

El Volkswagen V.MO es lo que se conoce popularmente como taxi volador. Un vehículo eléctrico sin conductor capaz de despegar y poder moverse en el aire, y con la capacidad para transportar a unos pocos pasajeros, de forma equivalente a como lo hace un coche tradicional. 

Se trata de un primer prototipo, aunque la compañía ya asegura que próximamente mostrarán una versión más avanzada. El nombre oficial es Volkswagen V.MO, aunque internamente se conoce como "Tigre volador", por sus colores negro, blanco y una franja dorada. 

El V.MO es un vehículo 100% eléctrico con una envergadura en el eje x de 11,2 metros y una longitud de 10,6 metros, y viene equipado con hasta 8 rotores para el elevamiento vertical y 2 motores para moverse horizontalmente en el aire. El vehículo puede transportar a 4 pasajeros, sin necesidad de incluir un piloto, tiene una autonomía de unos 200 km, incluyendo equipaje. 

El proyecto ha sido realizado en China a través del equipo de I+D de Movilidad Vertical. El equipo local cuenta con el apoyo de la empresa Hunan Sunward Technology, especializada en aviación. 

Por el momento, se está probando su rendimiento en tierra, y no será hasta finales de este año cuando se realicen los primeros vuelos completos. Una vez comprobado su correcto funcionamiento, en verano de 2023 se realizarán las pruebas necesarias con el futuro prototipo para pasar a la siguiente fase del proyecto.

En el futuro, los taxis voladores tendrán un importante papel en la movilidad de las grandes ciudades para ayudar a su descongestión. En su fase comercial, y si consiguen todas las certificaciones de las autoridades chinas, el V.MO apunta a ser un vehículo premium para servicios de transporte aéreo exclusivos.