| 23 de Septiembre de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Salud Deportes Tecnología esTendencia Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Ataque de un tiburón
Ataque de un tiburón

Ataque de tiburón en una playa de Nueva York

Una mujer sufre graves mordeduras de tiburón  en una playa de Nueva York Rockaway Beach: es el primer ataque confirmado en décadas.

| Elena Bellver Mundo

La víctima de 65 años se encontraba en el agua cerca de Beach 59th Street y Rockaway Beach, poco antes de las 6:00 p. m. En ese momento, experimentó un repentino y agudo dolor en su pierna izquierda, lo que resultó en una caída hacia atrás en el agua.

Rockaway_Beach_new_york

Rockaway Beach

Ataques de tiburones en Nueva York desde 1837

Un impactante incidente ocurrió en Rockaway Beach cuando una mujer de 65 años fue atacada por un tiburón mientras nadaba en aguas cercanas a Beach St.. Este suceso, comunicado por The New York Times, parece ser la primera mordedura confirmada de tiburón en las aguas de la ciudad de Nueva York en varias décadas.

Se tienen documentados 20 incidentes de ataques no provocados por tiburones en el estado de Nueva York desde 1837, según los datos proporcionados por el Archivo Internacional de Ataques de Tiburones del Museo de Florida. Esta base de datos recopila información sobre todos los encuentros conocidos entre humanos y tiburones.

tiburon-peligro

El reciente incidente de mordedura, que tuvo lugar el día lunes, marca el primer ataque de tiburón confirmado en la ciudad de Nueva York desde la década de 1950, según Global Shark Attack File, una base de datos no oficial que registra este tipo de encuentros.

El último incidente registrado en la base de datos en relación a un ataque de tiburón en la ciudad de Nueva York ocurrió en 1958, cuando un hombre fue mordido por un tiburón arponeado después de haberlo provocado.

Gavin Naylor, quien lidera el Programa de Florida para la Investigación de Tiburones y supervisa el Archivo Internacional de Ataques de Tiburones, destacó que los peces que sirven como alimento, como los anjovas y los peces búnker, han aumentado en número en la región de Long Island en los últimos años. Además, se ha observado una mejora en la calidad del agua en dicha área.

Naylor comentó:

"Esto ha atraído de regreso a muchas especies que solían habitar aquí pero que habían estado ausentes por un tiempo. Esto, a su vez, atrae a los depredadores que se alimentan de estos peces,"

El experto agrego,  que es posible que a medida que el ecosistema se recupere, se vuelvan más frecuentes este tipo de encuentros y mordeduras. Por lo tanto, es importante que las personas adquieran un mayor entendimiento sobre los riesgos asociados con estar en aguas donde habitan tiburones.

El incidente ocurrido el pasado lunes parece haber sido la primera mordedura confirmada de un tiburón en la ciudad de Nueva York en varias décadas. Es más común encontrar ataques de tiburones en la región de Long Island.

El ataque del lunes día 7 de agosto,  y la respuesta de emergencia

La víctima, Tatyana Koltunyuk, se encontraba en el agua cerca de la calle Beach 59 de Rockaway Beach poco antes de las 6:00 p. m. Experimentó un agudo dolor en su pierna izquierda, lo que resultó en su caída al agua.

Los socorristas la rescataron, aplicaron un torniquete y le brindaron primeros auxilios en el lugar. Luego, fue llevada en estado crítico al Hospital de Jamaica para recibir tratamiento.

ataques-tiburon

El martes siguiente, su condición fue actualizada como "grave pero estable". Aunque su recuperación se espera completa, la herida profunda, que causó la pérdida de alrededor de 9 kilos de tejido, es un recordatorio de los riesgos potenciales asociados con los tiburones en la región.

Los expertos dicen que el tiburón probablemente se alimentaba de peces cerca de la costa.El biólogo marino Greg Skomal, opinan:

"Probablemente tenía entre 1.82 y 2,43 m y lo hemos reducido a un puñado de especies: tiburón toro, tiburón tigre, tiburón blanco, por supuesto, y tal vez incluso el tiburón oscuro",

 

 La mordedura de tiburón ocurrió en medio de un aumento en los avistamientos de tiburones en las playas de la ciudad de Nueva York y Long Island debido a factores que incluyen una mejor calidad del agua y poblaciones prósperas del pez bunker del que se alimentan los tiburones.

 

No ha habido una mordedura de tiburón en Nueva York desde 1958 frente a Staten Island. La última vez que ocurrió un ataque de tiburón en los Rockaways fue en 1953.

Factores de Riesgo y cierre temporal de la playa

Las autoridades cerraron temporalmente la playa Rockaway Beach para actividades de natación y surf mientras evaluaban la situación. La decisión de reabrir la playa el 9 de agosto se basó en la falta de detección de tiburones hasta las 10 a. m. del día siguiente.

ataqyes-tiburone-2

Aumento de avistamientos de tiburones en Long Island

En los últimos años, ha habido un aumento en los avistamientos de tiburones en las playas de la ciudad de Nueva York y Long Island.

Esto se atribuye en parte a una mejora en la calidad del agua y a poblaciones prósperas de peces como el bunker, que es una fuente de alimento para los tiburones. Aunque este tipo de ataques son extremadamente raros, los expertos enfatizan la importancia de estar conscientes de la presencia de tiburones en las áreas marinas locales.

avistamiento-tiburones

Los expertos en vida marina, como el biólogo marino Greg Skomal, señalan que la convivencia con los tiburones es esencial. El aumento de la actividad de tiburones en las aguas cercanas plantea preguntas sobre cómo garantizar la seguridad de las personas mientras se respetan los ecosistemas naturales.

A medida que se desarrolla una coexistencia más estrecha con los tiburones, las autoridades están adoptando medidas de vigilancia adicionales, incluyendo el uso de drones y patrullas en bote, para monitorear y proteger las áreas costeras. En última instancia, la educación pública y la comprensión de los comportamientos de los tiburones son clave para mantener a salvo a los nadadores y surfistas en estas aguas.

Este incidente recuerda a los neoyorquinos que los tiburones son una parte natural del entorno marino local y que, a pesar de su rareza, los encuentros con estos animales requieren precaución y respeto mutuo.

El ataque de tiburón en una playa de Nueva York ha generado una gran alarma entre los bañistas, que temen por su seguridad.

Sin embargo, los expertos aseguran que se trata de un hecho muy raro y que las probabilidades de ser atacado por un tiburón son muy bajas. Además, recomiendan seguir algunas medidas de prevención, como no nadar solo, evitar el agua turbia o con mucha actividad pesquera, y salir del agua si se ven aletas o se escuchan alertas.

Si te ha gustado el artículo compártelo en tus redes sociales y déjanos un comentario con tu opinión.