ESdiario

Sánchez dobla el precio de Zapatero por Campamento, que financiará armamento

El Ministerio de Defensa cifra el pago en 272 millones de euros, pero ya cobró 37 de los 150 millones firmados en 2011.

Pedro Sánchez y Margarita Robles.

Publicado por

Creado:

Actualizado:

Pedro Sánchez “desbloquea” con 260 millones la compra a Defensa de Campamento. Robles cifra el precio en 272 millones. Omiten que Defensa ya recibió 37,6 millones en 2011 de Rodríguez Zapatero de un precio firmado de 150 millones.

Las viviendas previstas ahora y hace una década son las mismas: 10.700, aunque bailen los metros cuadrados publicitados (ayer un millón, hoy dos). El Gobierno de la gente ha doblado el precio de la operación.

Suma dos peajes que hieren a sus socios de Gobierno. El 40% de las viviendas serán privadas (35% en 2011). Y el pago financiará inversiones en armamento e infraestructura militar. Pisos con trastero y misil.

Los gastos por urbanizar añadían 300 millones en 2011. Esto elevaría a más de 600 millones el proyecto. La cronología de esta operación de propaganda y riego de inversiones militares es la siguiente.

2011

Defensa y Fomento firman la compraventa. SEPES, entidad estatal de suelo, adquiere por 150,5 millones de euros casi un millón de metros cuadrados en Campamento. “No se adjuntó a la escritura la tasación oficial de las mismas”.

2012

Una sentencia tumba tal proyecto urbanístico. Paraliza todo.

2013

Defensa y Fomento extinguen las obligaciones pendientes de pago por SEPES (112,8 millones) y se restituye a INVIED (Instituto de Vivienda de la Defensa) el 75% de las fincas transmitidas.

Respetan el dinero ya entregado (37, 6 millones) y la propiedad de SEPES sobre el 25% de los terrenos no restituidos (hoy Defensa lo cifra en un 12% del total). Quedan pendientes de la revisión del PGOU de 1985.

2023

Sánchez “despliega” 260 millones de euros más a SEPES “para cerrar la Operación Campamento”. No aclara si es el todo o una parte del precio. “SEPES ha elevado en 260 millones, hasta 375 millones, el gasto previsto para SEPES a fin de contar con la liquidez suficiente para impulsar la oferta de vivienda de alquiler asequible y acelerar la compra de los terrenos de la Operación Campamento en Madrid”.

Las ventas inmobiliarias presupuestadas por Defensa bajo mandato sanchista rondan los 700 millones

Posteriormente, Defensa cifra el pago en 272 millones. Sin aclarar si es precio total o una parte. Y si incluye los 37 millones ya abonados. Ni Defensa ni Vivienda han accedido a resolver tales dudas. Si Defensa hubiera respetado el precio de 2011, con los 115 millones que tenía SEPES en 2022 y lo 37 millones ya abonados no precisaría “desplegar” otros 260 millones. Estaría pagado el precio pactado en 2011.

Visita del Gobierno a los terrenos de Campamento.

Moncloa publicita que la suma transferida a SEPES desde 2018 asciende a 622 millones. ¿Por qué no compró antes Campamento? Parte también acaba en Defensa. Le vende suelo en Mallorca (53 millones); Valencia (6,5); Ibiza (8); Menorca; Málaga (18,1); Sevilla (14,1) ... Sánchez sólo tiene prisa en 2023, en su declive electoral. En 2019 sólo transfirió 21,5 millones a SEPES; 21,6 en 2020; y 100,4 en 2021.

En 2022 presupuestó Campamento, “sin cerrar por falta de tasación”. Y en 2023 anuncia precio, sin saberse tal tasación, igual que hace una década. Defensa se relame: “En el apartado de ingresos se incrementa la venta de solares debido a la previsible operación Campamento. INVIED calcula 186 millones en 2023, frente a los 120 millones del año pasado. Un 53% más. Sus inversiones militares suben en similar proporción. Un 50%. Hasta sumar 149 millones.

Impulsan la operación Campamento que es la antípoda de una política socialista de vivienda: un ministerio vende suelo a otro ministerio para edificar viviendas sociales, en lugar de cederlo gratis. Esto abarataría precios, con su beneficioso efecto contagio, y permitiría destinar el dinero a fines sociales reales

Las ventas inmobiliarias presupuestadas por Defensa bajo mandato sanchista rondan los 700 millones. Esta legitimidad para vender sus activos como propiedad privada, incluso a otros ministerios, la bendice el Gobierno socialista de González. Rodríguez Zapatero y Sánchez no sólo la avalan.

Impulsan la operación Campamento que es la antípoda de una política socialista de vivienda: un ministerio vende suelo a otro ministerio para edificar viviendas sociales, en lugar de cederlo gratis. Esto abarataría precios, con su beneficioso efecto contagio, y permitiría destinar el dinero a fines sociales reales.

Porque esta actuación inmobiliaria de Defensa financia sus inversiones en armamento. “Los créditos procedentes del INVIED se estiman en 112 millones para cubrir distintas necesidades de modernización e infraestructura del Ministerio.

Además, los excedentes que pudiera obtener de la venta de su patrimonio inmobiliario se aplicarían principalmente a aquellas necesidades que se derivan del proceso de profesionalización como la adquisición de armamento y material y mejora de la infraestructura, sobre todo en la relacionada con alojamiento del personal”.

Sus aportaciones para “inversiones reales” de Defensa no bajan de 100 millones cada año del sanchismo: 113 millones de ingresos por ventas por suelo y gastos de 98,4 millones para inversiones de Defensa, rezaba el presupuesto de 2018 de INVIED prorrogado dos años.

La pauta sigue desde entonces. No siempre se cumple el presupuesto, pero sí la premisa: Defensa hace caja con su suelo para financiar armas y estructuras. Y Sánchez no ve dilema. Pisos y cañones.

tracking